Diputados aprobó la reforma de Ganancias con amplia mayoría

Diputados aprobó la reforma de Ganancias con amplia mayoría

Hubo 241 votos a favor, ninguno en contra y tres abstenciones tras una sesión de casi 20 horas. Massa obtuvo el reconocimiento del cuerpo por haber impulsado el proyecto. Tenso cruce en los cierres de Máximo Kirchner y Mario Negri.

Mariano Spezzapria

Mariano Spezzapria

La Cámara de Diputados aprobó hoy, tras una sesión de casi 20 horas, la reforma del Impuesto a las Ganancias. La votación del proyecto de Sergio Massa para aliviar el bolsillo de más de 1.200.000 trabajadores y jubilados terminó con 241 a favor, ningún negativo y tres abstenciones: Luciano Laspina, Mónica Frade y Facundo Suárez Lastra, todos pertenecientes a Juntos por el Cambio.

Ahora, el proyecto que sube a $150.000 el piso del gravamen, será enviado al Senado, que comenzará su tratamiento la semana próxima. En los discursos de cierre, Máximo Kirchner recordó que volvió a dialogar con Massa "después de mucho tiempo" cuando impulsaron la reforma de Ganancias en 2018, bajo la presidencia de Mauricio Macri, que la terminó vetando.

"Por supuesto que este proyecto no es la panacea, seríamos muy mediocres si pensáramos eso. Pero está mal analizar la economía argentina como si no estuviéramos en medio de una pandemia", advirtió Máximo Kirchner.

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, advirtió que "la economía no es estable y está sujeta a procesos inflacionarios", por lo que "en poco tiempo las paritarias pueden poner a los trabajadores en situación de pagar nuevamente el Impuesto a las Ganancias". El radical cordobés agregó: "La Argentina se está convirtiendo en un infierno tributario, con un 32% de presión fiscal".

A su vez, el diputado bonaerense Alejandro “Topo” Rodríguez, del bloque Consenso Federal, advirtió que si la reforma de Ganancias “sólo fue pensada para estar en la tapa del diario del domingo, entonces no le va a servir a los argentinos”. El legislador cercano a Roberto Lavagna advirtió: “Estamos en una época marcada por la injusticia social, preperonista”.

“A todos los trabajadores, les decimos buenos días. Los diputados nos hemos puesto de acuerdo para cambiar algo que los va a beneficiar. Esto merece un aplauso para Massa, por ser el autor del proyecto”, pidió por su parte el diputado mendocino José Luis Ramón, que tuvo un cruce con el macrista porteño Fernando Iglesias, a quien reprochó su “falta de respeto”.

Antes, el diputado de origen sindical Hugo Yasky (Frente de Todos) señaló: “Escuché tantas ideas lucidas sobre política impositiva de los que gobernaron los últimos cuatro años, que pensé: tenían tantas ideas que no sabían por dónde empezar. Pero en realidad lo que hicieron durante su gobierno fue bajarle los impuestos sólo a los más poderosos económicamente, a los que ellos llaman la gallina de los huevos de oro. El problema es que estas gallinas ponen sus huevos en los paraísos fiscales".

Con Guzmán en los palcos

Durante la madrugada, presenció el debate en el recinto el ministro de Economía, Martín Guzmán, invitado especialmente por Massa tras su arribo al país proveniente de los Estados Unidos. El funcionario tuvo una reunión previa con el presidente de la Cámara baja y con Máximo Kirchner.

Además de la reforma de Ganancias, la Cámara de Diputados aprobó también las modificaciones al régimen de Monotributo, con 237 votos afirmativos; una ley Antidopaje, con 240 votos positivos; y una ley de Educación Ambiental, con 215 votos afirmativos, 7 negativos y 18 abstenciones.

La estrategia de Massa

En la planificación previa a la presentación del proyecto, Massa tuvo en cuenta conceptos como el de la “materialidad” de la iniciativa, ya que “conecta con las condiciones materiales de la vida cotidiana y es algo que los ciudadanos ven y perciben en su contacto cotidiano”.

En un estudio interno al que accedió MDZ, se indicó que “los sectores medios han sentido cierto desamparo en los últimos tiempos. Con la pandemia, esto se ha reforzado aún más: los sectores altos tienen recursos y espalda para aguantar la crisis sin la ayuda del Estado y los bajos tenían los mecanismos estatales (IFE, AUH). En cambio, las capas medias de profesionales independientes o asalariados, no lo percibían así. Esto, en efecto, conecta con una necesidad de ese sector”.

En la misma línea, el memo definió al proyecto de Ganancias como “posgrieta”, dado que “es un tema transversal que atraviesa a todos los segmentos de votantes. De hecho, el 82% de los ciudadanos del AMBA están a favor del proyecto de ley. Además, el 56,7% afirman que el proyecto es muy bueno. Mientras que a nivel a nacional el apoyo trepa al 85%”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?