Segunda dosis: los vacunados deberán esperar al menos tres meses para recibirla

Segunda dosis: los vacunados deberán esperar al menos tres meses para recibirla

Mañana se terminará de definir la estrategia en una reunión de ministros de Salud. La idea es diferir más de lo previsto la segunda inoculación para ampliar el sector de la población que recibirá la primera. Cuál es el panorama en Mendoza.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

La Nación avanza decididamente con la idea de diferir la segunda dosis de la vacuna del coronavirus e incluso hoy avisó cuánto tiempo demorará esa inyección: "tres meses como mínimo" desde la primera aplicación.

Así lo señaló la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, en el canal A24. Vizzotti tiene esta idea desde antes de que se convirtiera en ministra, la cual está a punto de transformarse en una decisión gubernamental, debido a la escasez.

Los funcionarios del área repiten hasta el cansancio que no se trata de colocar una sola dosis, sino de diferir la segunda más de lo previsto (21 días en el caso de la Sputnik V) para que haya más disponibilidad de vacunas y se pueda llegar a más gente con la primera inoculación.

Señalan en el Ministerio de Salud que esta estrategia ha dado buenos resultados en cuanto a la reducción de la letalidad del coronavirus en países del primer mundo.

El anuncio se podría realizar luego de la reunión que tendrán los ministros de Salud de las provincias con Vizzotti este viernes al mediodía, en forma online, en el ámbito del Consejo Federal de Salud (Cofesa).

Además, hoy se reunió la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain) para tratar el tema de la segunda dosis. La Conain es un organismo técnico que asesora al Gobierno y que en este caso da una "recomendación confidencial y no vinculante" a la cartera de salud, según aclaró Iris Aguilar, jefa de Inmunizaciones de Mendoza, por radio Nihuil esta semana.

Desde el Ministerio de Salud de Mendoza insisten en que el esquema de vacunación debe ser "completo" y lo que se evalúa es solo una postergación de la segunda dosis.

El faltante que origina esta medida es obvio. El lunes, Mendoza recibió 15 mil dosis de la vacuna Sputnik V que alcanzaban para solo tres días de vacunación, cuando mucho. Ahora espera otras 13.200 dosis que llegarían el sábado y que permitirían continuar con la vacunación.

La vacuna rusa tiene una segunda dosis con componentes diferentes que la primera. Por lo tanto, existe una reserva de segundas dosis (unas 15.000 aplicaciones) para colocar más adelante.

Otras vacunas, en cambio, no tienen diferencias de componentes. Con ellas sí se podría diferir la segunda dosis y ampliar el número de personas vacunadas al menos con una sola.

La postergación de la segunda dosis regiría para todos los tipos de vacunas que han llegado a la Argentina.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?