Duro revés político para la oposición en la Cámara de Diputados

Duro revés político para la oposición en la Cámara de Diputados

Fracasaron las sesiones especiales para prorrogar la ley de Biocombustibles y modificar el impuesto a las Ganancias. La falta de quórum pegó fuerte en Juntos por el Cambio y fue festejada por el Frente de Todos.

Mariano Spezzapria

Mariano Spezzapria

La principal bancada de la oposición en la Cámara de Diputados, Juntos por el Cambio, sufrió hoy un notorio traspié político al fracasar las dos sesiones especiales que había convocado para prorrogar la ley de Biocombustibles y modificar el impuesto a las Ganancias. En ambos casos, JxC no consiguió reunir el quórum necesario para iniciar el debate y quedó en minoría legislativa.

El revés opositor fue festejado por el Frente de Todos, que tomó la decisión de endurecer la pelea por el control de la agenda parlamentaria y no permitió que el interbloque dirigido por el radical cordobés Mario Negri tomara la delantera en dos temas sensibles como los de Biocombustibles y Ganancias. Ahora, enfilará todos los cañones a la sesión convocada para el fin de semana.

Para el principal bloque opositor, la jornada fue de mal en peor: para la primera sesión reunió 108 diputados, 21 menos que los necesarios para alcanzar el quórum, en tanto que para la segunda sólo consiguió 101 legisladores presentes, entre las modalidades presencial y remota. Al cabo de las dos intentonas, quedó claro que JxC había perdido apoyo de otros bloques opositores.

Pero lo que fue más preocupante para el interbloque que integran la UCR, el PRO y la Coalición Cívica es que al menos 15 de sus propios diputados no dieron el presente para participar de las  sesiones. Si bien hubo justificaciones –legisladores que no pudieron llegar por la tormenta o alguno que dio positivo de COVID-, lo cierto es que las explicaciones no cerraron del todo.

En la primera sesión especial, que buscaba prorrogar la ley de Biocombustibles y de paso, meter el dedo en la llaga de la interna oficialista, a la bancada de JxC se acopló el Interbloque Federal, que integran diputados cordobeses que reportan al gobernador Juan Schiaretti y otros que se encolumnan con el ex ministro Roberto Lavagna, con posiciones ligadas al sector agropecuario.

La discusión sobre los biocombustibles está atravesada por intereses empresarios vinculados a la agroindustria -con peso específico de las aceiteras- y a las petroleras, que buscan reducir la participación de las primeras en el corte de las naftas con el argumento de que los granos encarecen el costo por su actual cotización internacional. El debate divide a las Provincias.

Los diputados mendocinos Alfredo Cornejo, Luis Petri y Omar de Marchi estuvieron hoy en el recinto, pero no así José Luis Ramón, que suele operar como aliado del presidente de la Cámara baja, Sergio Massa. En tanto que los legisladores de las provincias petroleras dejaron pasar la convocatoria, a la espera de que el oficialismo termine de blanquear su propio proyecto.

La intención de Negri y otros jefes opositores, como Cristian Ritondo, fue exponer en el recinto las diferencias políticas que son ostensibles en el Frente de Todos. De hecho, el bloque de senadores al comando de Cristina Kirchner votó la prórroga del régimen de Biocombustibles por unanimidad en octubre pasado, pero en Diputados la iniciativa fue directo al “freezer” y quedó congelada.

Sobre Ganancias, la oposición prácticamente no tuvo argumentos para justificar la sesión especial que fracasó hoy de manera estrepitosa. Sólo resaltó entre los legisladores de JxC la necesidad de no verse arrastrados por la “política espectáculo” que a su juicio montará Massa el fin de semana para el debate de su proyecto, con presencia de ministros, sindicatos y hasta de un acto callejero.

El cordobés Negri, en quien recayó la derrota política de esta jornada en la Cámara baja, advirtió que “no se sesiona en la Argentina un día sábado desde la crisis de 2002”. El legislador radical abundó: “Quizás el Gobierno crea que estamos como en 2002 y no lo quiera decir”, chicaneó en referencia a la que se recuerda como la peor crisis económica y social de la historia argentina.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?