Congreso

Qué propone la "ley Sagasti" para evitar violencia de género en la Justicia

La senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti presentó un proyecto para que puedan ser recusados los jueces que no tengan perspectiva de género.

MDZ Política
MDZ Política jueves, 11 de marzo de 2021 · 10:51 hs
Qué propone la "ley Sagasti" para evitar violencia de género en la Justicia
Foto: ALF PONCE MERCADO / MDZ

Un mensaje interno de un juez en la Cámara de Casación Penal fue el detonante para que se expusiera un tema de tensión, uno más, dentro de la justicia. El juez Juan Carlos Gemignani usó el término "delincuentes" para saludar a colegas para el día de la mujer en un mensaje que parecía encriptado, pero que siempre apuntaba a la tensión sobre los derechos de las mujeres. Pues hubo reacción política diversa y la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti tomó el tema para presentar un proyecto de ley para que sean separados de causas judiciales los jueces que no tengan ese enfoque. 

La "ley Sagasti" suma como causas de recusación la falta de perspectiva de género y agrega como derecho de las mujeres el "ser juzgadas con perspectiva de género y sin discriminación". La senadora mendocina quedó asociada al mensaje que pocos minutos antes había dado la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, donde también cuestionó al juez Gemignani

El proyecto no incluye sanciones contra los jueces. Sí, agrega motivos de inhibición y recusación para separar a quienes no tengan perspectiva de género. La inhibición es cuando un juez se aparta voluntariamente. La recusación es cuando una de las partes pide la separación. 

Por eso la Senadora mendocina propone agregar dos apartados al Código Procesal Penal. Así, por ejemplo, pide incluir en el artículo 55, referido a las causas de inhibición de los jueces el hecho de manifestar "judicial o extrajudicialmente una posición contraria a la perspectiva de géneros, hostilidad hacia las mujeres y población LGBTIQ+, utiliza discursos de odio, o no respeta y hace respetar la ley de identidad de género”. 

El mismo criterio se aplicaría para la recusación de los jueces, es decir cuando alguna de las partes pide separar a un magistrado.   

Además, el proyecto apunta a incluir como derecho de las mujeres  y al colectivo LGBTIQ+ el trato no discriminatorio. Para ello pide incluir un apartado e la ley 26.485 para que se agregue el derecho a "ser juzgadas con perspectiva de género y sin discriminación, contando con juzgadores y juzgadoras imparciales, siendo motivo de inhibición y recusación de magistrados y magistradas manifestar judicial o extrajudicialmente una posición contraria a la perspectiva de géneros, hostilidad hacia las mujeres y población LGBTIQ+, utiliza discursos de odio, o no respeta y hace respetar la ley de identidad de género".