Claudia Najul asegura que el Gobierno nacional tiene un desconocimiento sideral sobre la situación de la salud argentina

Claudia Najul asegura que el Gobierno nacional tiene un desconocimiento sideral sobre la situación de la salud argentina

La diputada nacional radical ha criticado la gestión de Alberto Fernández asegurando que se trata de un gobierno que hace culto a la desinformación. Al respecto, escribió una opinión que reproducimos a continuación.

Claudia Najul

Este miércoles en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados se presentó el ministro de Salud Ginés González García. Lo que debería ser una cuestión rutinaria (un alto funcionario del Ejecutivo que rinde cuentas en el Parlamento) lamentablemente no lo es. Aun transitando una pandemia inédita con consecuencias sociales y económicas devastadoras, el oficialismo desoyó una y otra vez los pedidos de informe y citaciones que solicitamos desde ambas cámaras.

Cinco representantes de Juntos por el Cambio llevamos a la reunión las inquietudes que trabajamos junto a decenas de legisladores, basándonos en la realidad que vive la gente en cada una de las provincias, donde advertimos un abismo entre el triunfalismo del Gobierno y la incertidumbre que sufren los ciudadanos de a pie.

Claudia Najul.

El ministro no se apartó un milímetro de la línea de conducta que sigue el equipo de gobierno desde que el coronavirus llegó al país: para ellos, la información pública es un privilegio de quienes gobiernan y no un derecho de todos. Además de eludir las preguntas que elaboramos para conocer en detalle el plan de vacunación y los parámetros que rigen la distribución de las dosis en el país, observamos con preocupación un desconocimiento sideral de la actualidad de la Argentina por parte de las autoridades del área de Salud.

Pretenden camuflar la improvisación constante en la gestión de la pandemia y la vacunación de famosos, políticos y funcionarios jóvenes -en lugar de avanzar a toda costa con el personal de salud, docentes y grupos de riesgo- con argumentos inverosímiles que no resisten el menor análisis. Insisten en gobernar una Argentina con la mitad de su población bajo la línea de pobreza con los ojos cerrados y de brazos cruzados, sin empaparse de las necesidades que tiene la gente que peor la está pasando.

La ecuación es sencilla y no requiere de muchas vueltas: las políticas públicas se nutren a partir de información fidedigna del terreno. Es imposible que una medida tenga éxito -por más elegante que sea su presentación- si su formulación no guarda una relación estrecha y directa con la realidad. Si el panorama asoma complicado para toda la Argentina, se multiplica en el caso de Mendoza, donde ya tenemos sobradas pruebas de que el kirchnerismo tiene a la provincia deliberadamente apartada de su agenda.

Vengo alertando hace tiempo sobre otra consecuencia nefasta de esta gestión improvisada de la pandemia, muy grave y rara vez puesta en debate. Me refiero al deterioro de la calidad democrática. La catarata de imprecisiones que arroja el Gobierno cada vez que un funcionario sale a hablar, el cerrojo que aplican a las iniciativas opositoras en el Congreso y la renuncia intencional a manejar los recursos federales con un criterio equitativo y justo, van mermando la confianza de la sociedad en las instituciones y en la capacidad de la política para arrimar soluciones allí donde hay necesidades.

En este contexto resalta aún más la actualidad de Mendoza, que continúa de pie y funcionando a pesar de los desaciertos cada vez más frecuentes de la Nación. Seguiremos defendiendo los intereses de nuestra gente y también la salud de la democracia, puesta en jaque una vez más por el populismo cortoplacista y miope.

Claudia Najul

Diputada Nacional

Unión Cívica Radical

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?