Vacunatorio VIP: quiénes son los imputados y cómo avanza la causa

Vacunatorio VIP: quiénes son los imputados y cómo avanza la causa

Tras la declaración de los directivos del Hospital Posadas, la Justicia podría sumar más imputados allegados al exministro de Salud, Ginés González García.

MDZ Política

MDZ Política

Las directivas del Hospital Posadas, Lucrecia Raffo y Graciela Torales, estuvieron al borde del llanto cuando declararon en tribunales en la causa por la vacunación VIP. Las médicas aseguraron que las órdenes venían desde arriba y que no podían desobedecer cuando llamaban desde el Ministerio de Salud para intercalar un turno para un amigo de la política.

En el hospital hay mucho enojo, porque médicos y enfermeros de terapia intensiva no llegaron a vacunarse, pero vieron cómo entraban los recomendados, se vacunaban y se iban.

La investigación penal que llevan la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano continuará la semana que viene. Hasta ahora, los imputados por el fiscal son el exministro de Salud, Ginés Gonzalez García, y su exjefe de gabinete y sobrino, Lisandro Bonelli

Según consigna La Nación, con las declaraciones de los testigos se sumarían a los imputados el secretario privado del ministro, Marcelo Guille, y el Subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos, Alejandro Collia. Este último funcionario se vacunó pero igual contrajo coronavirus y se encuentra grave. 

El director del Hospital Posadas, Alberto Maceira, declaró que eran Guille y Collia los que lo llamaban para pedir los turnos en nombre del exministro de Salud.

La Justicia ordenará entrecruzamientos de llamadas del Ministerio de Salud y del Hospital Posadas como parte de una batería de nuevas medidas de prueba. Lo que se sabe hasta ahora es que hubo varios escenarios donde se aplicaron las vacunas del poder "sin turno". Muchos se vacunaron en el Hospital Posadas, pero también hubo un traslado de vacunas a la cartera sanitaria, al Palacio de Hacienda y a Olivos. Y hubo un "delivery" de dosis a la casa del expresidente Eduardo Duhalde. 

Todo estalló cuando Maceira escuchó el nombre del periodista Horacio Verbitsky y sintió que era demasiado. Les dijo a los allegados de González García que iba a ser un escándalo si lo reconocían los empleados. Fue así que, el jueves 18 de febrero, Maceira partió con dos viales (diez dosis) y las llevó a la sede del Ministerio de Salud, escoltado por otras tres personas.

El Gobierno asegura que no están mal vacunadas las 70 personas de la lista que difundieron. Alegan que, por ejemplo, allí figura el propio Presidente. La nómina también incluye a cinco personas que trabajan en la diaria con Fernández. 

El alcance de la burbuja presidencial obedeció a una decisión política. Se vacunaron el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi; su segundo, Marcelo Martin; el fotógrafo presidencial, Esteban Collazo; y el director general de Audiencias, Nicolás Ritacco.

El otro esquema que perdonan en la Casa Rosada es el que se montó en el Palacio de Hacienda. El ministro de Economía, Martín Guzmán, le preguntó a la por entonces segunda de Salud, Carla Vizzotti, si le correspondía vacunarse ante una gira para negociar la deuda y la funcionaria le dio el visto bueno. Entonces Guzmán hizo la lista de personas a inocularse e incluyó a otros cinco asesores. Entre ellos una encargada de prensa. Al ministro de Economía no le gustó que lo expusieran en la nómina de las vacunas VIP.

El expediente que investiga a González García podría agrandarse. El juzgado de Capuchetti se convirtió en un gran imán que sumó 13 denuncias. Entre ellas una de la empresa HBL Pharma. Esta firma es la que presentó el contacto con los rusos para adquirir la vacuna Sputnik V y luego fue corrida de las negociaciones. Desde la empresa acusaron al exministro de tráfico de influencias y de haber conformado una asociación ilícita.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?