Durísima acusación de Elisa Carrió contra Cristina Kirchner y Horacio Verbitsky

Durísima acusación de Elisa Carrió contra Cristina Kirchner y Horacio Verbitsky

La líder de la Coalición Cívica deslizó la posibilidad de que Cristina Kirchner y Horacio Verbitsky “le hicieran un golpe” de Estado al presidente Alberto Fernández con el escándalo de las vacunas VIP, dado que el titular del CELS “no dice cosas con esa pasividad sin intencionalidad”.

MDZ Política

MDZ Política

Elisa Carrió deslizó la posibilidad de que Cristina Kirchner y Horacio Verbitsky “le hicieran un golpe” de Estado al presidente Alberto Fernández con el escándalo de las vacunas VIP, dado que el titular del CELS “no dice cosas con esa pasividad sin intencionalidad”. Además se mostró a favor de la protesta ciudadana convocada para el próximo sábado y pidió marchar  contra la "falsa moral de los argentinos".

En declaraciones al programa Ya somos grandes, del canal TN, Carrió se refirió al escándalo por el vacunatorio VIP que sacudió al Gobierno nacional: “No tienen vergüenza ni conciencia. Espero que en el fondo los perdone Dios porque no tienen la mínima conciencia moral”.

Luego de señalar que Alberto Fernández “tiene que estabilizarse porque está muy nervioso”, la líder de la Coalición Cívica lanzó una acusación contra la Vicepresidenta: “Si Cristina Kirchner y Horacio Verbitsky le hicieron un golpe, también es un problema de su gobierno”, haciendo referencia a las revelaciones del periodista que destaparon la red de vacunaciones privilegiadas contra el coronavirus y le costaron el puesto al ministro de Salud, Ginés González García.

“Horacio Verbitsky no dice esas cosas con esa pasividad sin una intencionalidad porque es demasiado inteligente. Yo lo conozco desde el año 1996”, argumentó.

A su vez, Carrió insistió en que deben haber más renuncias. “El director del Hospital Posadas (Alberto Maceira) no puede decir que lo hizo porque se lo pidió el secretario del Ministro. No hay obediencia debida para el privilegio ni para el delito”, acotó.

Por otro lado, Carrió expresó su apoyo a la manifestación programada para el próximo 27 de febrero, pero pidió que fuera distinta a otras: “Me gustaría marchar el sábado y por eso los convoco a todos los no violentos de cualquier partido, no contra un gobierno. Voy a hablar desde el corazón: el problema de la Argentina es su falsa moral y nos comprende a todos”.

Poniendo como ejemplo hechos cotidianos como ofrecer coimas a oficiales de policía o adelantarse en una fila, la dirigente opositora consideró que los argentinos "creemos en la viveza criolla y cuando muchos llegan al poder usan esos privilegios".

"La República Argentina está muriendo por falta de conciencia moral. Habría que marchar todos juntos de manera no violenta y no contra un gobierno, sino para cambiar nuestras conductas, por entender que en nuestros corazones tenemos algunas cosas que sabemos no son correctas", subrayó.

En ese marco, Carrió se refirió a las denuncias por el reparto de vacunas en la Ciudad de Buenos Aires y defendió cerradamente al ministro de Salud porteño, Fernán Quirós: "Pongo las dos manos en el fuego por el ministro porque es el médico que cuidó a la Argentina", aunque rápidamente aclaró que "se deben investigar las segundas y terceras líneas".

Por otro lado, la exdiputada nacional recordó sus históricas denuncias contra la corrupción del kirchnerismo y especialmente la Ruta del Dinero K, por la que Lázaro Báez y otros 22 imputados fueron condenados por lavado de dinero. “Me parece muy importante que todos sepan la verdad: que robaron, lavaron y se apoderaron de la Nación”.

En ese sentido, Carrió le auguró un futuro sombrío a Cristina Kirchner: “Va a terminar algún día con prisión domiciliaria porque va a pasar los 70 (años), pero va a tener una condena firme de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?