La receta que ofreció Eduardo Duhalde para salir de la crisis y un curioso mensaje a los jóvenes

La receta que ofreció Eduardo Duhalde para salir de la crisis y un curioso mensaje a los jóvenes

El ex presidente participó de un ciclo de charlas en la Universidad Católica Argentina donde habló de la política argentina y brindó recomendaciones a los jóvenes para sacar adelante al país. Sin embargo, omitió el tema de la vacunación VIP.

MDZ Política

MDZ Política

El expresidente Eduardo Duhalde, que recientemente se ha visto implicado en el escándalo de la vacunación VIP, volvió a hablar de forma pública. El ámbito elegido fue una charla organizada por la Universidad Católica Argentina, donde habló de la política argentina y le envió un curioso mensaje a los jóvenes.

Durante su exposición, el ex mandatario habló sobre los primeros años de la democracia en el país y de su presidencia. También se refirió a su antecesor Fernando de la Rúa al decir que este estaba "empastillado" y que "no estaba en sus cabales".

Ya al finalizar su alocución, Eduardo Duhalde opinó cuál podría ser una solución para sacar adelante al país. "Tengo una esperanza absoluta. Las cosas son más fáciles, es copiarse de Europa", dijo. Al preguntarse cómo sale ese continente de las crisis, dijo: "No con tantos estudios, laburando trabajando. Generando eso. Y acá no se hace porque los dirigentes argentinos no tienen ADN productivo", señaló. "Eso es lo que hacen falta, poner en marcha la enorme potencialidad de un país que ha sido bendecido por dios o por la naturaleza", cerró.

Además, brindó un curioso mensaje a las nuevas generaciones. “Quiero decirle a los jóvenes que soy parte de una generación fracasada, de una generación que le echa la culpa a los otros permanentemente. Que los jóvenes, que son nuestra expectativa, sepan que no somos modelo para nadie", dijo.

Su relación con Alfonsín

Además, el ex jefe de estado habló de consensos y en este punto recordó su relación con Raúl Alfonsín. “Los consensos no se logran de un día para el otro. Buscar consenso y un clima de amistad entre los dirigentes es muy importante. Encontré en mi camino a un gran presidente, el doctor Raúl Alfonsín".

Sobre este último insistió en que es mentira que "el que gana gobierna y el que pierde acompaña". "Yo viví que quien ganaba intentaba gobernar, y el que perdía intentaba que no gobierne, dijo, y relató su experiencia con Alfonsín. "A los dos meses ya vinieron a proponerme ser parte de un golpe de Estado", arrancó diciendo,

Además, contó que en 2001, fue el propio Alfonsín quien lo llamó para decirle que debía asumir la presidencia. Según contó, el radical le dijo: "Lo llamé 15 veces, usted va a ser responsable de una matanza si no asume mañana la presidencia. Le doy dos horas pero no acepto el no como respuesta".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?