Los tres duros calificativos que los argentinos le endilgan a Alberto Fernández

Los tres duros calificativos que los argentinos le endilgan a Alberto Fernández

‘Títere’, ‘mentiroso’ e ‘inútil’ son los principales calificativos con que los argentinos definen al presidente Alberto Fernández, cuya figura se viene desgastando “a un ritmo mucho más acelerado” sin haber podido consolidar una base de votantes que lo independice del kirchnerismo.

MDZ Política

MDZ Política

‘Títere’, ‘mentiroso’ e ‘inútil’ son los principales calificativos con que los argentinos definen al presidente Alberto Fernández, cuya figura se viene desgastando “a un ritmo mucho más acelerado” sin haber podido consolidar una base de votantes que lo independice del kirchnerismo, en el cual hoy radica su principal sustento para continuar en el poder, según advirtió Jorge Giacobbe.

El analista político realizó un relevamiento entre 2.500 argentinos a quienes se les pidió definir en una palabra al mandatario: ‘títere’, ‘mentiroso’ e ‘inútil’ ocuparon por lejos los tres primeros lugares, seguidos de otros términos más benevolentes como ‘presidente’ y ‘bueno’. También fueron elegidos otros conceptos de naturaleza variada como ‘corrupto’, ‘capaz’, ‘tibio’ e ‘inoperante’.

“El desgaste de Alberto Fernández está a un ritmo mucho más acelerado de lo que suponíamos”, señaló Giacobbe en el programa Solo una vuelta más, del canal de noticias TN.

Respecto a la evolución de la percepción de Fernández entre los argentinos, Giacobbe explicó: “Antes de las PASO, en el relevamiento aparecía la palabra ’títere’, y después de las elecciones primarias surgió ‘esperanza’, una palabra que resultó clave porque todo aquel al que se asocia este término se convierte el próximo presidente. Sin embargo, su imagen se empezó a descomponer en los primeros meses de gestión y hoy volvió a ‘títere’, a lo que se suma el componente ‘inutil’”. 

Esto lo compara con la situación de Mauricio Macri y Cristina Kirchner: ambos arrancaron siendo ‘esperanza’ y terminaron como ‘inútil’ y ‘corrupta’”, añadió.

Luego de aclarar que los simpatizantes del Frente de Todos “solo le reconocen a Alberto las palabras ‘presidente’ y ‘bueno’”, Giacobbe puntualizó que “el 35% que hoy está sosteniendo al Presidente, aunque una parte esté enojado con él, es público de Cristina Kirchner”, por lo que “Alberto no tiene nada” en materia de apoyo electoral. Mientras que el 13% restante que lo eligió en las elecciones del 2019 “no eran sus votos, sino que representaban a un montón de gente enojada con Macri que tampoco quería a Cristina y que tuvo que idealizar a Alberto para tocar esa boleta”. 

“Esa gente es la que necesitó ver que Alberto era un moderado, un dialoguista y un peronista que podía balancear la identidad tan aguerrida del kirchnerismo, pero dicha idealización ya se quebró y no está más”, resaltó. 

Al ser consultado sobre las posibilidades que tiene el Gobierno para seducir nuevamente a la clase media con determinadas medidas como la reducción del impuesto a las Ganancias y el planchado de las tarifas, Giacobbe lo consideró una misión casi imposible: “¿Qué es lo que le espera a la Argentina por delante? Le espera un 60% de pobres y un Estado que no tiene la plata suficiente para calmar todas las angustias sociales. Lo que viene es malo. Aquel que se ofendió, está bloqueado y no hay noticia buena que lo tuerza, pero tampoco lo capitaliza la oposición”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?