Todesca Bocco reconoció que la inflación "es un problema macroeconómico"

Todesca Bocco reconoció que la inflación "es un problema macroeconómico"

La vicejefa de Gabinete aseguró que "necesitamos construir el diálogo para darle prioridad a la producción y al empleo", y reconoció que la inflación "es un problema macroeconómico" a resolver.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Luego de los encuentros entre el Gobierno nacional y representantes de los sectores empresario y sindical para acordar una estrategia conjunta de precios y salarios, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, aseguró que "necesitamos construir el diálogo para darle prioridad a la producción y al empleo", y reconoció que la inflación "es un problema macroeconómico" a resolver.

En declaraciones radiales citadas por la agencia de noticias Télam, Todesca Bocco sostuvo que los problemas estructurales que arrastra la Argentina desde hace décadas "dificultan el análisis y el diseño de la política económica" pero que, "por eso mismo, el diálogo social es fundamental".

"Si no nos podemos sentar a la mesa a discutir los problemas de la Argentina, ¿cuál es la alternativa? Si hubiese una 'bala de plata' en el tema económico ya la habríamos usado", aseguró Todesca Bocco en referencia a las reuniones llevadas a cabo la semana pasada entre los principales representantes del sector empresario y sindical con los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; entre otros.

Si bien el Gobierno insistió en que no habrá "techo" a las paritarias, sí se fijó un objetivo de que los salarios queden algunos puntos por arriba de la meta oficial para la inflación de este año, cifrada en 29%, de modo de recuperar salario real en forma consistente.

"Necesitamos ampliar el diálogo para tratar de identificar cómo es el proceso de formación de precios y qué puede aportar cada sector: el Estado, el empresarios y los trabajadores", afirmó Todesca Bocco, a la vez que sostuvo que la meta "es poner a la producción y el empleo en el centro de la economía argentina".

Y agregó: "Los empresarios saben que si venden más no es necesario apelar siempre a la recuperación de precios y los trabajadores saben que un aumento en la paritaria que luce muy bien, si después viene la inflación y se lo lleva entonces no sirvió de nada".

Al respecto, aseguró que desde el Gobierno "no estamos diciendo que el problema de la inflación es porque aumenta el precio del maíz" sino que "es un problema macroeconómico" y que "lo que el Gobierno hace es sentarse en una mesa con propuestas para su ordenamiento". Similares palabras expresó hace unos días el ministro Martín Guzmán, quien reconoció lo mismo en el encuentro con los dirigentes sindicalistas y marca un aparente cambio de concepto en el Gobierno, que hasta entonces se enmarcaba en otras teorías para explicar el problema inflacionario en la Argentina.

"Es difícil el diálogo social y el tema inflacionario en Argentina pero no tengamos pesimismo preventivo, es posible lograrlo", concluyó.

Después de las reuniones de esta semana, la agenda oficial prevé una reunión definitiva, que incluirá a todas las partes, el miércoles 24 de febrero, con la premisa de anunciar, en principio, un principio de acuerdo de precios y salarios.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?