¿Vuelve el ‘Alberto Fernández moderado’?

¿Vuelve el ‘Alberto Fernández moderado’?

Al igual que ocurrió en la campaña electoral del 2019, los encuentros con empresarios y sindicalistas le abrieron una oportunidad al oficialismo de reinstalar la figura del Presidente como símbolo de la moderación en el Frente de Todos.

MDZ Política

MDZ Política

Uno de los factores trascendentales de la victoria del Frente de Todos en las elecciones presidenciales del 2019 fue la idea de que el entonces candidato a presidente Alberto Fernández representaba un retorno a la ‘moderación’ peronista que se contraponía al kirchnerismo, lo cual resultó atractivo para un amplio electorado independiente que terminó eligiéndolo en las urnas. Sin embargo, esa percepción se fue diluyendo con el transcurso del tiempo, a medida que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner incidía cada vez más en la gestión del Gobierno y fomentara el crecimiento de agrupaciones ultra K como La Cámpora.

Pero ese escenario podría comenzar a recuperar su concepto original luego de concretarse las primeras reuniones con empresarios y gremialistas en el marco de la búsqueda de un acuerdo de precios y salarios, con el Ejecutivo intentando despegarse (al menos en apariencia) de los exponentes más duros del kirchnerismo.

“En términos de la Casa Rosada y de apéndices del sindicalismo y algunos gobernadores, están entusiasmados con cierta cautela, y dicen: ‘Por lo menos no nos radicalizamos y retomamos la iniciativa’ en un momento en que la oposición todavía no termina de armarse”, comentó el periodista Beto Valdez en el programa Verano de Noticias, del canal LN+.

En ese sentido, añadió que en el albertismo “consideran que en función de lo mal que está midiendo el Gobierno y las malas noticias, hay una gran apuesta al tema Ganancias y a ponerle plata en el bolsillo a la gente”, en alusión al proyecto de Sergio Massa de subir el mínimo no imponible de ese impuesto, lo que beneficiaría a más de un millón de trabajadores.

Por el contrario, Valdez señaló que “dentro de la cautela, también se nota cierta decepción en el Instituto Patria, que esperaba una posición más dura, y persiste la duda de hasta dónde hay un okey de Cristina”.

En ese marco, la figura del ministro de Economía, Martín Guzmán, cobra mayor relevancia al instalarse como una representación del ala ‘moderada’ del Presidente. “Los empresarios rescatan de Martín Guzmán su moderación: lo ven como una persona moderada que quiere un acuerdo con el FMI para integrarse al mundo y no quiere retrasos de tarifas”, acotó el periodista Carlos Arbia. 

De todos modos, las dudas no cesan especialmente por los malos antecedentes de estas iniciativas y del propio Gobierno, que ha visto contradecirse en repetidas ocasiones. “La pregunta del millón en el Círculo Rojo y en el establishment político, es si no nos comeremos una curva nuevamente y si hay peligro de carta”, indicó Valdez haciendo referencia a una posible reacción de la vicepresidenta, quien recientemente recuperó el diálogo fluido con Fernández.

“Lo que se plantea es que ya vimos cosas como estas, siendo que 48 horas después aparecía Cristina subiendo una nota de Alfredo Zaiat (economista y periodista de Página12) criticando a los empresarios. Cuesta creer por qué ahora se va a hacer lo que no se hizo el año pasado”, concluyó Valdez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?