La Corte Suprema confirmó una condena contra Milagro Sala por amenazas

La Corte Suprema confirmó una condena contra Milagro Sala por amenazas

El máximo tribunal de la Nación ratificó este jueves la condena a dos años de prisión contra la líder de la Tupac. La causa se inició cuando Sala fue acusada de amenazar a un grupo de policías. "Les voy a poner una bomba y van a saber quien soy", habría dicho la dirigente en 2017. Detalles.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Milagro Sala tuvo este jueves otro revés judicial luego de que la Corte Suprema de la Nación confirmara una condena de dos años de cárcel por una causa en su contra por amenazas. El tribunal ratificó por unanimidad la pena que se le había impuesto a la dirigente social, tras una denuncia que hicieron efectivos de una comisaría de Jujuy

La dirigente kirchnerista ya había agotado las instancias en los tribunales jujeños. Ahora, la Corte Suprema -con votos de Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz- dictaminó la primera sentencia firme contra Sala, justo antes de que la causa prescribiera. 

El fallo tiene 12 páginas y versa sobre un conflicto que tuvo lugar el 13 de octubre de 2014. Aquel día, tras una disputa vecinal, Sala habría llamado a una comisaría para decirles a los efectivos que eran "una manga de maricones" y que "iban a tener noticias" porque iba a poner una bomba y los iba a "hacer volar a todos".

"Ya me van a conocer..."

Más tarde Milagro volvió a llamar: "manga de incompetentes, cuando les ponga yo una bomba me van a conocer a mí, los voy a hacer volar a la mierda, ya me van a conocer”. Ante ese tono tan poco conciliador, la comisaria Ángela Silvina Cabero presentó una denuncia penal.

Vaivenes

Y entonces comenzaron los vaivenes. En 2017 la absolvió el Tribunal en lo Criminal 2, luego la Cámara de Casación dio marcha atrás y la condenó a tres años y dos meses. Ya en 2019, el Tribunal Superior de Justicia de Jujuy confirmó la sentencia, aunque bajó la pena a dos años. Hasta que este jueves los cinco magistrados de la Corte Suprema dieron por tierra con las esperanzas de la imputada.

El caso es importante porque sienta jurisprudencia sobre otros episodios de amenazas que se han registrado desde distintos lugares ideológicos y contra diversas figuras; mensajes que por su registro violento hacen difícil el diálogo democrático. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?