Revelan la trampa que esconde el proyecto K para dominar la Justicia

Revelan la trampa que esconde el proyecto K para dominar la Justicia

Alejandro Fargosi, abogado y exmiembro del Consejo de la Magistratura, dialogó con MDZ Radio sobre el proyecto para modificar el órgano de selección y remoción de jueces.

MDZ Radio

MDZ Radio

El Gobierno anticipó, a través de la vocera Gabriela Cerruti, que el Ejecutivo mandará un proyecto de ley a la legislatura para tratar de modificar la composición del Consejo de la Magistratura y, por tanto, que pase a tener 17 miembros, 4 más de los actuales. Alejandro Fargosi, abogado y exmiembro del Consejo de la Magistratura, dio su opinión al respecto en Uno Nunca Sabe.

Consultado sobre cómo debemos entender el anuncio de transformación del órgano de selección y remoción de los jueces, Fargosi sentenció: "Es como una trampa. Cambiar algo para que nada cambie". Y contó que "desde 2006, cuando Cristina Fernández de Kirchner modificó el Consejo -siempre ella, a través de estas cosas-, la política partidista es la que domina el Consejo de la Magistratura porque hay 8 representantes de la política y 5 de la no política (3 jueces y 2 abogados). Al llevarlo a 17 sigue habiendo 7 de la política, 4 de jueces, 4 de abogados y uno académico". 

En aquel sentido se quejó de que "la realidad es que el académico es cualquier cosa menos un académico, porque quienes los eligen son las universidades nacionales y todos sabemos que éstas están dirigidas políticamente. Son los partidos políticos los que se han enquistado ahí".

Por eso, su conclusión sobre este asunto es que ahora habrá 7 representantes de diputados y senadores y uno también de los partidos políticos que hay en Argentina. "No digo de cuál, pueden ser radicales, del PRO o peronista. Pero será político, es decir que va a ser lo mismo, pero más caro porque vamos a tener 4 consejeros más", comentó.

¿Por qué se dice que esto tiene que ver con anticiparse a un fallo de la Corte que puede modificar quién va a quedar a cargo del Consejo de la Magistratura?

"Desde hace 6 años la Corte debe resolver una sentencia judicial que dice que el Consejo de la Magistratura, como está organizado hoy, es inconstitucional, porque no respeta el equilibrio que fija la Constitución", comenzó detallando Fargosi.

"El fallo se fue demorando pero parece que ya está listo y se dicta en unos pocos días, entonces el Gobierno con este nuevo proyecto de ley frena a la Corte para que no dicte aquella sentencia. Porque si la Corte ve que hay un proyecto de ley modificando la ley actual, lo que ellos llaman prudencia (yo error o miedo) los puede llevar a no pronunciarse. Están pateando la pelota afuera para avanzar, como se hace en rugby", continuó el entrevistado.

Consultado sobre si aquel fallo puede dejar a Horacio Rosatti, presidente de la Corte, como presidente del Consejo de la Magistratura también, Fargosi respondió que sí, "porque la ley que regía antes de 2006 tenía un Consejo de 20 miembros, uno de los cuales era el presidente de la Corte. Eso podía ser".

Si bien el abogado aclaró que nadie conoce el texto del fallo de la Corte, "muy probablemente termine diciendo: 'el Consejo de la Magistratura tal como está es inconstitucional, por lo tanto el Congreso debe dictar una nueva ley que corrija los defectos que tiene la actual'. Y si eso no ocurre, probablemente también diga que si el Congreso no lo hace, regirá la anterior. Ahí es donde aparece el presidente de la Corte", aclaró.

Para muestra, basta con el caso Bento 

Walter Bento Bento está acusado de ser jefe de una banda que cobraba coimas (se le atribuyen 11 casos de cohecho) a cambio de ciertos “favores” procesales.

En la mesa de Uno Nunca Sabe se planteó que el común de la sociedad quizás no toma en relevancia la importancia del buen funcionamiento del Consejo de la Magistratura, que no sólo es el órgano de selección sino también de remoción de los jueces. "Nosotros -en Mendoza- tenemos el caso Bento, que se está ventilando en el Consejo de la Magistratura, en medio de todas las miradas que hay sobre el accionar de la política", indicó. 

Ante aquello, Fargosi acotó: "Bento es uno de los pedidos de juicio político que yo hice hace 6 o 7 años y nunca pasó nada. Ni va a pasar nada porque la política negocia permanentemente con la Justicia, los políticos con los jueces. Se cubren mutuamente. Entonces la ley sólo la cumplimos los giles, lo digo como se dice en la calle porque hay que llevar las cosas a la realidad".

"La mayor parte de las veces los políticos zafan de todo lo que se les imputa y la ley no se les aplica a los jueces. Vengo repitiendo que los malos magistrados son la minoría, el verdadero problema que tenemos es que los buenos jueces protegen a los malos por ese espíritu corporativo que rige en la mayoría de las profesiones: médicos, periodistas, ingenieros. Pero los funcionarios públicos no se pueden proteger entre sí porque tienen la obligación legal de denunciar y perseguir la existencia del delito y de la violación de la ley. Desgraciadamente, conseguir que un juez vote la sanción o remoción de otro juez es casi imposible", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?