La prueba más difícil para Alberto Fernández, según Carlos Pagni

La prueba más difícil para Alberto Fernández, según Carlos Pagni

El gobierno nacional afronta una de las pruebas más difíciles en lo que va de su gestión y que lo obliga a salir de una posición relativamente cómoda y en que el peronismo suele actuar con bastante cintura, advirtió el periodista.

MDZ Política

MDZ Política

El gobierno de Alberto Fernández afronta una de las pruebas más difíciles en lo que va de su gestión y que lo obliga a salir de una posición relativamente cómoda y en que el peronismo suele actuar con bastante cintura, advirtió el periodista Carlos Pagni en su columna editorial del programa Odisea Argentina, del canal LN+.

"Hay un momento, si uno analiza la historia de los gobiernos, en que definen su perfil. Definen la identidad, los contornos con los cuales van a entrar en los libros de historia. Probablemente este gobierno de Alberto Fernández esté encontrándose en los próximos días o semanas con una encrucijada que lo va a obligar a definir mejor su identidad y sobre todo a salir de la ambigüedad", detalló.

Sin embargo, el conductor manifestó que esa ambigüedad ahora significa "un problema para el oficialismo", porque precisamente esa posición "ha sido para el peronismo y sobre todo para el kirchnerismo, una cuestión estratégica", ya que "gracias a la ambigüedad han podido lograr la convivencia de sectores muy distintos".

"La elección de Alberto Fernández como candidato a presidente por parte de Cristina Fernández de Kirchner y su proclamación a través de un tuit, fue una apuesta a la ambigüedad, al elegir como presidente a un delegado que expresaba, o nos habían hecho creer que expresaba, ideas distintas de las de Cristina", recordó.

 

En ese sentido, Pagni explicó que "ahora esa ambigüedad está en tensión y es difícil de sostener, por dos razones: una encrucijada económica en la que el Gobierno tiene que definir un programa económico para renovar la deuda con el Fondo Monetario Internacional; y una encrucijada geopolítica, porque le están pidiendo desde el exterior que defina su alineamiento".

"El primer problema tiene que ver con la definición de un programa económico. Alberto Fernández le dijo hace ya un tiempo al Financial Times que él menospreciaba los programas económicos. Probablemente haya sido una decisión, como decía antes, estratégica, porque una vez que cifrara en un programa, que pusiera en números y medidas concretas una visión de la economía y del futuro, probablemente algunos tripulantes del barco iban a querer bajarse. Pero va a ser imposible negociar con el Fondo Monetario Internacional un acuerdo, que le evitaría al Gobierno tener que entrar en default, sin fijar ese programa económico", consideró en cuanto al primer punto.

Sobre la encrucijada geopolítica, Carlos Pagni indicó que en las negociaciones con el FMI, la Argentina no está tratando con un organismo que reúne a inversores privados, sino más bien con las principales potencias mundiales reunidas en el G7. "Mientras se produce esta negociación Joe Biden convoca a una cumbre virtual de defensa de la democracia. Cuando Argentina mira la lista de invitados, ve que de esta convocatoria están excluidos China, obviamente, Rusia, Nicaragua, Irán y Bolivia. Alberto Fernández tiene que decidir, y está buscando qué decidir", anunció.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?