Aysam, una foto triste y real de la pobreza de Mendoza

Aysam, una foto triste y real de la pobreza de Mendoza

El presidente de Aysam, la empresa de agua y saneamiento de Mendoza, sinceró las carencias que tiene el servicio tras 30 años de falta de inversión. Una postal del empobrecimiento de la Provincia.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente de Agua y Saneamiento Mendoza (Aysam), Alejandro Gallego, tuvo una interesante entrevista en la radio MDZ. Con precisión y amplitud, el funcionario brindó una serie de datos e información sobre la empresa que conduce. De ello surge nítida y claramente como Mendoza se ha empobrecido en los últimos años. La realidad de Aysam es una postal vívida de lo que sucede en muchas instituciones públicas oficiales como la Dirección Provincial de Vialidad, el IPV, Irrigación, OSEP, entre los más importantes.

La provincia no está ajena al deterioro y crisis recurrentes de la Argentina, pero el concreto empobrecimiento provincial, aparte de causar pesadumbre, es un dato duro y real del esfuerzo y calidad de gestión que deben afrontar el poder público y la ciudadanía para enfrentar el presente y recuperar la calidad de vida de todos los mendocinos. Es interesante, para graficar esa situación, destacar algunos datos surgidos de  la entrevista.

Gallego confirmó que el 50% de la red de aguas y cloacas tiene una antigüedad que requiere su renovación. Una parte de ese 50% está instalada hace un siglo aproximadamente y es de hierro y la otra, mayoritaria, de cemento y asbesto, data de alrededor de 65 años en servicio. Urge la renovación.

El mismo presidente de Aysam ha señalado en varias oportunidades que dejar en perfecto funcionamiento el sistema de agua, precisa de una inversión de mil millones de dólares. Suma de la que Mendoza carece y a la que no puede acceder mediante crédito.

Una parte de ese importante monto puede surgir del aporte nacional, de fondos provinciales e incluso de organismos internacionales de crédito, pero nunca se logrará llegar a la cifra de mil millones de dólares en tiempo razonable. Hay que recordar que hubo recursos que se desviaron. Es lo que ocurrió con el crédito millonario que fue otorgado a la Provincia para financiar obras de Aysam pero fue insólitamente asignado a gastos corrientes por el Gobierno de Francisco Pérez. Un despropósito que hoy magnifica los problemas.

La empresa ha solicitado un aumento del 47% de su cuadro tarifario para este año. Este incremento aseguraría no tener déficit y posibilitar cubrir sus costos operativos. Es solamente equiparar el índice inflacionario que, sabemos, todo lo devora.

En la provincia, 40.000 medidores, sobre un total de 420.000 ubicaciones que reciben el servicio de agua potable, determinan la exacta cantidad de consumo de agua y el valor que se abona por ello. Menos del 10% del total.

Gallego afirmó con énfasis y resaltando el esfuerzo que conlleva, que esta próxima una licitación de 20.000 medidores, con lo que, una vez instalados, 60.000 medidores estarían funcionando. El 14% aproximadamente del total a instalar. Sin calcular el crecimiento de ubicaciones a recibir agua, al ritmo de 20.000 medidores por año, llevaría 19 años cubrir los 420.000 usuarios del presente.

Mendoza pobre.

Lleva 6 meses una obra de reparación en la importante Emilio Civit esquina Belgrano. Sí, seis meses con una calle intervenida por la obra y con problemas de abastecimiento. 

"Treinta años de falta de inversión necesaria nos han dejado en esta situación", señaló el funcionario. Cruda realidad de una institución clave para una vida digna, saludable e higiénica de todos los mendocinos.

En paralelo faltan viviendas, caminos pavimentados, prestación plena del servicio de salud, canales de riego impermeabilizados que eviten el drenaje de agua.

Mendoza pobre.

Desafío al espíritu emprendedor, solidario y comprometido de los mendocinos. Responsabilidad primaria, concreta y directa de los gestores de la administración pública.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?