Tras ganar Santa Fe, la oposición perfila un gran frente para derrotar al PJ en 2023

Tras ganar Santa Fe, la oposición perfila un gran frente para derrotar al PJ en 2023

El lunes siguiente a la elección arrancó con un sugestivo gesto del intendente de Rosario Pablo Javkin, que se sacó una foto con el senador electo de Juntos por el Cambio Dionisio Scarpin.

MDZ Política

MDZ Política

A menos de 24 horas de conocerse el resultado de las elecciones, en Santa Fe ya comenzaron a darse los primeros movimientos de cara al 2023, en el que la oposición busca una gran alianza para derrocar al peronismo. El intendente de Rosario, Pablo Javkin, -que integra un frente que hoy excluye a Juntos por el Cambio (JxC)- se reunió con el senador nacional electo Dionisio Scarpin y habló de crear "frentes nuevos y más amplios".

La jugada del dirigente rosarino está en línea con lo que el propio Scarpin dijo el domingo en el bunker de JxC, cuando planteó la necesidad de "construir, con todos los actores de la oposición de Santa Fe, una alternativa creíble para el 2023". Lo aseveró al lado de Carolina Losada y con todos los micrófonos a su disposición, dejando en claro que más allá del rutilante triunfo, la oposición no debe reunir en los laureles.

Javkin y Scarpin no están hoy dentro del mismo armado, pero comparten años de militancia en la juventud radical. Con ese argumento, el rosarino defendió haber recibido al actual intendente de Avellaneda, un gesto que no cae nada simpático dentro de sus socios en el Frente Progresista, cuya candidata Clara García -que salió tercera- dijo el domingo que dicho espacio estaba "lleno de energía" y estaba conformado por "gente de acá que vive acá", en un tiro por elevación a Losada.

La movida no se quedó solamente en publicaciones en redes sociales. En declaraciones periodísticas, Javkin reafirmó que es necesario "construir experiencias nuevas, frentes más amplios, más diversos", que recojan la experiencia del Frente Progresista pero "estén abiertos".

La foto de ambos dirigentes inaugura así la carrera por buscar un frente de frentes que aglutine al antiperonismo de cara al 2023. Tal idea surgió a principios de año por parte de una fracción del radicalismo, pero fue frenada por el entonces líder de la oposición Miguel Lifschitz, quien falleció repentinamente en mayo. Con la partida del socialista, la política santafesina dio un giro de 180 grados, en una dirección que se fortaleció tras las elecciones.

El principal dique de contención a esa gran alianza opositora viene de parte del socialismo. Sin embargo, lo cierto es que ese partido perdió mucho músculo tras la muerte de su gran elector. Si bien en este turno logró colocar a Mónica Fein como diputada nacional, hoy tiene bajas expectativas de poder en la provincia.

Del otro lado, el radicalismo -que supo ser el principal aliado del partido de la rosa en sus años de esplendor- se encuentra con el pecho más inflado que nunca. Envalentonado por los resultados del último domingo, no oculta su voluntad de conducir el frente de frentes, una alternativa que va ganando cada vez más fuerza.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?