El verdadero motivo por el que Axel Kicillof sigue festejando la derrota del domingo

El verdadero motivo por el que Axel Kicillof sigue festejando la derrota del domingo

A pesar de que Juntos por el Cambio ganó en provincia de Buenos Aires, lo hizo por un margen mínimo. Esto le permitió al gobernador -apalancado por los intendentes- mejorar la representación en la Legislatura bonaerense y conseguir un premio inesperado.

José Luis Carut

José Luis Carut

Lo mariscales de la campaña bonaerense consiguieron el resultado esperado y le arrebataron la mayoría a Juntos en el Senado Bonaerense. Se pusieron 23 a 23, con el voto extra de la vicegobernadora Verónica Magario. En diputados, si afinan el lápiz, Juntos llegaría con exsocios a la primera minoría. Por todo ello, celebra abiertamente Axel Kicillof a pesar de la derrota de Tolosa Paz.

Días previos a las elecciones se daba por descontado que la suerte estaba echada. Ni los más optimistas del Frente de Todos, ni los más pesimistas de Juntos presagiaban el desenlace. Dicen que la política es el arte de lo imposible lo que queda demostrado este domingo con la remontada del oficialismo en la provincia de Buenos Aires. No alcanzo para ganar, pero perdiendo Axel Kicillof ganó.

Remontada marcada por un punto. Jugaron los intendentes del PJ y desempolvaron el histórico aparato del peronismo bonaerense. Los alcaldes, ayudados por el “Plan Platita”, hicieron un movimiento de ajedrez luego de la “intervención” post PASO en el Gabinete de Kicillof. Le marcaron la cancha al gobernador, quien hasta antes de septiembre no los tenía en cuenta. Los intendentes demostraron que sin ellos el gobernador iba a perder más que una elección: el control de la legislatura y por ende la gobernabilidad de la Provincia más populosa del país.

Desde el arranque del gobierno de Kicillof el Senado estuvo en manos de la oposición, que hizo valer su mayoría en la estratégica Cámara Alta. La composición hasta el 10 de diciembre es de 26 senadores para Juntos y 20 para el Frentes de Todos, con la asunción de los nuevos legisladores el número se revierte quedando empatados en 23 Senadores por lado. Dejando en manos de la vicegobernadora Verónica Magario el voto clave para desempatar en caso de que la votación de alguna ley este igualada. No todas son malas noticias para la oposición porque el oficialismo deberá negociar para poder sesionar ya que no cuenta con quorum propio.

 

La remontada del domingo en tres de las cuatro Secciones Electorales donde se elegían senadores, fue la claveque posibilito al Frente de Todos arrebatarle 3 legisladores a la oposición.

En la Primera Sección Electoral se renovaban 8 bancas en la Cámara Alta, hasta el cierre de los comicios la repartija era de 5 para Juntos y 3 para el Frente de Todos. El conteo provisorio traería la primera sorpresa de la noche. Si bien Juntos gano la Sección por una diferencia menor al 0,40 % esto le permitió al oficialismo arrebatar un legislador. Quedando igualados en 4 Senadores.

En la Cuarta la oposición sabía desde las PASO que perdía 1 senador de los 5 que ponía en juego, esto quedo ratificado en el escrutinio del domingo. Los representantes en la Cámara Alta de la Cuarta Sección Electoral se repartieron 4 para Juntos y 3 para Frente de Todos.

Y finalmente la última sorpresa de la noche la dio el Frente de Todos en la Séptima Sección Electoral superando, en el recuento provisorio, con lo justo el piso electoral del 33, 33% consiguiendo el Senador que le faltaba para empatar en la Cámara Alta. De las 3 bancas en juego, Juntos se llevo 2 y la tercera fue para el candidato de el Frente de Todos, el exintendente de Bolívar, Eduardo “Bali” Bucca.

En la Quinta Sección Electoral quedo todo como estaba de las 5 bancas en disputa. Tres se las llevo Juntos y 2 el Frente de Todos.

La conformación de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, después del escrutinio provisorio quedo de la siguiente forma: 23 senadores para el Frente de Todos y 23 senadores para Juntos. Siendo la vicegobernadora Verónica Magario quien defina la votación en caso de empate, inclinado la balanza para el oficialismo. Vale aclarar que ninguna de las dos fuerzas cuenta con quórum propio por lo que el oficialismo deberá negociar con la oposición para poder sesionar.

Algo parecido podría pasar en la Cámara de Diputados Bonaerense, según el escrutinio provisorio, el oficialismo perdió 3 escaños quedando con 42 diputados. El Frente de Todos deberá negociar con otros bloques para conseguir el quórum de 47 legisladores.

Juntos en la elección de ayer cosecho 41 diputados, no pudiendo llegar al objetivo de ser la primera minoría y disputar la presidencia de la Cámara Baja Bonaerense. Objetivo que podrían alcanzar si en el juego de alianzas suman a los dos diputados del bloque Cambio Federal (bloque formado en el 2019 de un desmembramiento de Juntos por el Cambio), con quienes las conversaciones para volver al bloque están avanzadas.

El poder territorial del PJ bonaerense.

La sorpresa en los comicios del domingo fue la buena performance de Avanza Libertad, que le permitió llegar a la legislatura Bonaerense. El partido de Espert consiguió 3 bancas en la Cámara de Diputados, de las cuales 2 corresponden a la Tercera Sección y el restante a la Sexta Sección Electoral, el exdiputado “Lilito” Guillermo Castello vuelve a la Legislatura Bonaerense ahora de la mano del economista. Aquí se abre una incógnita no se sabe cómo va actuar este bloque en un contexto de tanta paridad. Por otra parte, el Frente de Izquierda, que ponía una banca en juego, logro retenerla y sumar otra banca.

Desde el 10 de diciembre la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, según el escrutinio provisoria, quedara con la siguiente conformación: 42 bancas para el Frente de Todos, 41 para Juntos, 2 de Cambio Federal (si se suman a Juntos, la oposición pasaría a ser la primera minoría con 43 legisladores), 3 bancas para Avanza Libertad, 2 del Frente de Izquierda y los 2 diputados de los monobloques 17 de noviembre y del Partido Fe -ambos aliados al oficialismo-.

Por otra parte, este miércoles arranca en La Plata el escrutinio definitivo, apoderados y representantes de los partidos trataran de sumar votos para cambiar los porcentajes que les permitan conseguir más bancas, para eso pelearan palmo a palmo en la Justicia Federal, los votos de las mesas observadas, los recurridos y los impugnados. Estiman que en menos de 10 días se sabrá el resultado definitivo de los comicios del 14 de noviembre en la provincia de Buenos Aires.

El resultado del escrutinio definitivo no cambiará sustancialmente el poder en ambas Cámaras de la Legislatura Bonaerense, por lo que Kicillof tendrá que negociar y consensuar con aliados y oposición para poder sacar las leyes que necesita en el tramo final de su mandato.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?