El peronismo achica en todos los distritos y se esperanza en la provincia de Buenos Aires

El peronismo achica en todos los distritos y se esperanza en la provincia de Buenos Aires

Con una elección mucho mejor que la realizada hace dos meses, el Frente de Todos remontó la diferencia de cuatro puntos con los que Juntos se impuso en las PASO. No hay datos firmes pero el resultado hacer revisar la estrategia opositora y oficialista, que se quedó con pocos candidatos.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El Frente de Todos no habla y todos sus dirigentes se muestran cautos. Pero parece que todo es una estrategia para que, a las 21, el escenario montado en Chacarita muestre un rostro mucho más festivo que el de las PASO de septiembre último. A esta hora, se adjudica el triunfo en la Tercera Sección Electoral, achica las diferencias en la Primera Sección, ambas del Conurbano, y con esos resultados también Axel Kicillof tiene motivos para sonreír al conseguir un senador más.

El desconsuelo y la euforia previa a las elecciones generales cambió de lugar. Ahora es en Juntos los que muestran preocupación. Si bien aún no se saben cómo terminan distritos fuertes como Mar Del Plata, La Plata y otras localidades importantes del interior, lo cierto es que en el Conurbano, el fuerte del peronismo kirchnerista, su recuperación fue impactante y el desenvolvimiento de Juntos no estuvo a la altura de de las expectativas. 

General San Martín, Lomas de Zamora, Moreno, Malvinas Argentinas, Tres de Febrero y Almirante Brown, entre otros municipios, han podido achicar o revertir las diferencias. En Hurlingham, Ituzaingó, Morón y Pilar, lugares vitales para lograr ubicar a un senador provincial más en la legislatura para el Frente de Todos.

Quien había pronosticado esto en la noche anterior fue Sergio Massa, que llamó a varios intendentes amigos para informarle que veía una paridad muy importante en la Provincia

Si la tendencia se confirma, el Frente de Todos no disipará la puja interna, pero podrá decir, como venía instalando, que "hemos escuchado el mensaje de las urnas. Nos dieron un sopapo y nos pusimos a laburar", dijo Juan Zabaleta, uno de los que siempre discutió con La Cámpora pero que además venía advirtiendo que en esta oportunidad debemos estar "todos juntos". 

Diferente es el caso de la oposición. Si se mantiene el resultado, todo tendrá que ser revisado, fundamentalmente el proyecto presidencial de Horacio Rodríguez Larreta, en el proyecto de lado a lado trazado cuando cambió los distritos de María Eugenia Vidal y Diego Santilli, quien a priori hizo una buena elección pero no pudo sacar la diferencia que se presumía.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?