Revelan negociaciones secretas entre oficialismo y oposición por el reemplazo de Elena Highton de Nolasco

Revelan negociaciones secretas entre oficialismo y oposición por el reemplazo de Elena Highton de Nolasco

Desde el Frente de Todos comenzaron a entablar algunos canales de comunicación con sectores de Juntos por el Cambio con el objetivo de solucionar un problema muy mediato: el reemplazo de Elena Highton de Nolasco en la Corte Suprema de Justicia.

MDZ Política

MDZ Política

En medio de las tensiones preelectorales y los chicaneos e insultos en vivo, desde el Frente de Todos comenzaron a entablar algunos canales de comunicación con sectores de Juntos por el Cambio con el objetivo de solucionar un problema muy mediato: el reemplazo de Elena Highton de Nolasco en la Corte Suprema de Justicia.

La sorpresiva renuncia de Highton de Nolasco a su puesto en el máximo tribunal encendió las alarmas en el Gobierno, especialmente de Alberto Fernández, porque además de írsele una aliada incondicional también le significó la pérdida de la única garantía de estabilidad que había en la relación entre el Ejecutivo y el organismo más importante del Poder Judicial

"Esta renuncia evidentemente es un dolor de cabeza esencialmente para el presidente Alberto Fernández, porque deja una relación de fuerzas en la Corte Suprema de Justicia que no le simpatiza a él y mucho menos a Cristina Fernández de Kirchner", detalló el periodista y columnista de MDZ Beto Valdez en el programa Somos nosotros, del canal LN+.

La partida de Elena Highton de Nolasco no es del agrado de Alberto Fernández.

Dicha preocupación se acentúa ante la proximidad de las elecciones legislativas que definirán una nueva composición del Congreso a partir de diciembre: si se repiten los resultados de las PASO, el oficialismo perdería el control del Senado y, por ende, la facultad de nombrar nuevos jueces que estén en sintonía con los intereses judiciales de la vicepresidenta.

De todas formas, nombrar hoy un reemplazo de Elena Highton de Nolasco es una tarea difícil para el kirchnerismo, ya que necesita que al menos dos tercios de los senadores estén de acuerdo con el candidato o la candidata que postule Alberto Fernández, un número que el oficialismo no puede conseguir por sí mismo y necesita sí o sí alcanzar un acuerdo con la oposición.

"Ha comenzado una especie de diálogo muy informal entre sectores del oficialismo con algunos operadores de la Unión Cívica Radical (UCR) por lo menos para armar una terna y buscar consensos, porque saben a ciencia cierta que para encontrar una sucesora de Highton (que debería ser una mujer), será indispensable un acuerdo con el radicalismo", aseguró Valdez.

El principal impedimento que enfrenta el Gobierno para lograr este objetivo es simple: el radicalismo no tiene demasiado margen de autonomía política y debe obligadamente consultarlo con sus pares del PRO y la Coalición Cívica, que por el momento no están dispuestos a ceder terreno al menos hasta después de las elecciones de noviembre. Tampoco el escenario se ve favorecido con la insólita campaña de un sector del kirchnerismo que busca imponer a la abogada de Cristina Kirchner, Graciana Peñafort, como jueza de la Corte Suprema.

"Con este escenario, no habrá reemplazante en la Corte por lo menos hasta el año que viene", concluyó Valdez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?