La estrategia que aplicará el Frente de Todos de cara a noviembre

La estrategia que aplicará el Frente de Todos de cara a noviembre

Ningún dirigente del Frente de Todos manifiesta optimismo de cara a las elecciones de noviembre próximo. Tras el resultado de las PASO, todo se hace para contrarrestar todo lo que el propio Gobierno provocó. Además de pensar el día después, reclaman "más centro, más peronismo, menos kirchnerismo".

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El peronismo se está debatiendo no sólo sobre qué pasará en las elecciones generales del 14 de noviembre, sino el perfil que debe tomar según sea el resultado. “No te confundas. Si ganamos, será porque ellos se hicieron cargo de la campaña. Si perdemos, porque no entendimos que el proyecto era el que ellos pretendían. De cualquiera de las dos formas, perdemos”, aseguran fuentes del Gobierno. 

Sin perder su tranquilidad ni estilo, uno de los funcionarios que más lejos -y cerca- estuvo de cada momento decisivo del
Ejecutivo en los últimos veinte días, explica lo que todos suponían que iba a pasar en noviembre, pero no en las PASO. “El resultado aceleró todo”, dijo.

Sin fuerza para imponer, en el Instituto Patria ya tomaron nota que uno de los hijos predilectos del proyecto, Axel Kicillof, fue “rodeado”, para no decir “intervenido”, por los intendentes del Conurbano, a quienes no quería abrirle ningún espacio de poder. Y que Máximo Kirchner tampoco está pasando por el mejor momento. Ni su principal aliado interno, Sergio Massa, al cual muchos empiezan a admirar, se prestó para trabajar en el “operativo clamor” de la rendición albertista.

De pronto empiezan a aflorar nombres que no estaban en carpeta de cara a una “reconstrucción peronista”. Al recién llegado Juan Manzur se le suman, con roles y proyectos más rutilantes, Daniel Scioli, quien terminó sacando más votos que nadie en la provincia de Buenos Aires y en el país a pesar de su derrota en 2015.

También se cuenta con un funcionario suyo, Santiago Cafiero. No lo dicen, pero al parecer no sólo la cruzada contra él tuvo que ver con la política. Su modelo y forma de actuar era ideal para la vicepresidenta, que no soportaba que siempre estuviera en favor de Alberto Fernández.

Otros protagonistas del futuro renovador peronista podrían ser Florencio Randazzo, Sergio Uñac y el actual ministro Gabriel Katopodis. “No te olvides de Jorge Ferraresi y al propio Massa, si vuelve a reconciliarse con lo que lo hizo fuerte. Pero para eso debe ser funcionario sí o sí, y eso está difícil”, concluyó otra notoria fuente consultada por MDZ.

Según el consultor Marcelo Escolar, director ejecutivo de Inteligencia Analítica, “En el frente de todos hay una disyuntiva con los sectores medios y medios bajos. Y a los que les alcanzan sus ingresos, no quiere saber nada con algunos anuncios del gobierno, de los sectores más ultras”.

“Hoy la inflación superó la preocupación general con respecto a la corrupción o la inseguridad. Y los estos sectores están esperando respuestas más moderadas, lo que se conoce como la avenida del medio”, agregó Escolar.

Para el consultor, quien realiza trabajos diarios desde hace dos años, la baja de los niveles de imagen y consideración del gobierno “vienen bajando desde mayo del año pasado de manera constante”.

Y el malhumor tiene que ver por la cuarentena y las privaciones que todos sufrieron, pero mucho más los sectores más postergados de la sociedad. “Tiene que hacerse una campaña peronista antikirchnerista. Con un mensaje para los sectores medios y medios bajos, que están enojados no sólo por la falta de trabajo o la economía, sino porque les quitaron la mínima organización familiar”.

“Esa gente, que era la que más menos tenía, porque era la que menos podía cuidarse, que vive hacinada, está cansada, está cansada”, agregó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?