Cómo es el plan de Javier Milei para entrar segundo y dejar al kirchnerismo en tercer lugar

Cómo es el plan de Javier Milei para entrar segundo y dejar al kirchnerismo en tercer lugar

El equipo de campaña de Javier Milei ya empezó a trabajar con el objetivo de entrar segundos el 14 de noviembre y dejar en el tercer puesto a Leandro Santoro, ocasionándole un duro revés a los K. Van a intentar instalar que de esa forma Carlos Heller no podría renovar su banca. Apuntan contra Pitta.

Beto Valdez

Beto Valdez

“Ya fidelizamos nuestros votos en las PASO y ahora vamos por más”, esa es la frase más escuchada en el equipo de campaña de Javier Milei por estos días. La encuesta de CB Consultora de Cristian Buttié, una de las empresas que mejor anduvo en sus pronósticos en septiembre, sacudió el escenario electoral porteño al poner al libertario casi en “empate técnico” con el candidato del Frente de Todos, Leandro Santoro.

“Nuestro objetivo es dejar atrás al kirchnerismo e infringirle una derrota terminal que deje a Javier como alternativa para el 2023”, agregan sus colaboradores. Consideran que los pasos se van cumpliendo, primero hacer pie y legitimarse como una fuerza competitiva en CABA, pero ahora dicen que están rompiendo el techo de “La Libertad Avanza” y quieren situarse por arriba del 20 por ciento de los votos.

Trabajan detrás de ese objetivo la hermana del candidato, Karina, con un peso decisivo en el espacio libertario y muy escuchada por el candidato, también su asesor político Marcos Urtubey, el jefe de campaña Nicolás Emma, la segunda candidata a diputada Victoria Villarroel y el primer postulante a la Legislatura Ramiro Marra.

El objetivo de Milei es superar a Leandro Santoro.

“Nos parece interesante como subió Javier su techo electoral y eso se debe en gran parte a la etapa moderada que le recomendamos, sin perder su esencia”, agregan en su entorno. Plantean como objetivo inmediato seducir al voto blando del Frente de Todos que hoy está decepcionado con la administración de Alberto Fernández y a la vez a la base dura de Juntos por el Cambio que no sienten simpatía por la candidatura de María Eugenia Vidal, sobre todo los que en las PASO eligieron a Ricardo López Murphy.

 “Vemos que el padrón electoral porteño es muy sofisticado y por los antecedentes recientes los votos a las diversas ofertas que presenta un espacio en las primaría no va en un 100% al ganador”, analizan los libertarios. Recuerdan que en una elección ejecutiva trascedente en CABA como la de 2015 cuando se elegía al sucesor de Mauricio Macri, los votantes de la derrotada Gabriela Michetti no fueron en masa en los comicios generales a Horacio Rodríguez Larreta, pese a contar con el apoyo del expresidente que siempre ha gozado de una gran popularidad en el distrito. Muchos de esos electores decidieron votar en la primera vuelta a Martín Lousteau que no había realizado una gran primaria, pero pudo forzar la segunda vuelta que ganó ajustadamente el actual jefe de Gobierno.

Larreta en 2015 era más competitivo que la Vidal de hoy golpeada por su mudanza de distrito y sobre todo por el silencio que mantuvo en el peor momento de la cuarentena”, trazan esa comparación. También recuerdan la legislativa de 2013 cuando gran parte del electorado anti K se tapó la nariz y voto por el fallecido de Fernando “Pino” Solanas con tal de evitar que no entrara Daniel Filmus al Senado.

“A nosotros ahora se nos presenta un escenario parecido, ofrecerla a ese sector del padrón porteño dejar segundo al kirchnerismo y evitar la reelección del comunista Carlos Heller como diputado nacional, el gran consultor económico de Máximo Kirchner”, plantean cerca de Milei.

Consideran que Santoro está a la baja en un distrito tan anti K como la Capital y que la verdadera grieta se juega entre Milei y las “palomas” de Larreta y Vidal. “Todo el aparato larretista y los recursos de CABA están puesto contra Javier, ni siquiera lo atacan a Santoro porque lo prefieren en segundo lugar antes que, a nosotros, sobre todo porque ellos se entienden muy bien con el peronismo porteño de Víctor Santa María en la Legislatura porque no son oposición de verdad, está todo arreglado con Larreta y Daniel Angelici”, dice uno de los arquitectos de la campaña libertaria.

María Eugenia Vidal no tendrá inconvenientes para llevarse la elección.

Lo que denominan la “casta política” la ven también presente en el escenario porteño en base al “manejo de las prebendas y los contratos en la Legislatura, ahí están de acuerdo en todo Larreta, Santa María, Angelici y Enrique Nosiglia”. Además, consideran que también se juega el 2023 en el resultado del domingo 14 de noviembre porque cuantos más votos saque Milei va a complicar a Larreta en su competencia con Patricia Bullrich. “Nosotros podemos terminar aliados y ella necesita que Vidal no salga fortalecida”, agregan desde “La Libertad Avanza”.

Describen que la estrategia es a varios frentes. Milei debe recorrer mucho más el sur del distrito para sacarle votos al Frente de Todos, sobre todo en los jóvenes que se sienten decepcionados con el kirchnerismo y consideran que va a ser clave el aporte Villarroel en el norte para seducir votantes de López Murphy, especialmente en la familia militar que aún sigue fastidiada con la actitud de Vidal frente a la ley que obliga a reconocer que los desaparecidos fueron 30.000 y el coqueteo de la exgobernadora con la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, muy impopular en ese colectivo más cercano a la derecha.

También desde las usinas libertarias han iniciado un fuerte proceso de desgaste de Sandra Pitta, quien entró a la lista de JxC de la mano de López Murphy, pero aseguran que “tiene un pasado progresista y muy lejano al liberalismo”. La recolección de viejos tuits de la investigadora del Conicet se ha viralizado en las redes sociales recordando sus posturas más cercanas a la izquierda antes de ser “demonizada” por Alberto Fernández en la campaña de 2019.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?