La polémica estrategia de Máximo Kirchner y La Cámpora para conseguir más votos

La polémica estrategia de Máximo Kirchner y La Cámpora para conseguir más votos

En medio de un vendaval de denuncias por episodios de clientelismo, extorsión y coacción, aseguran que militantes de La Cámpora están coaccionando a los vecinos de barrios populares que no fueron a votar en las PASO para que sufraguen en favor del oficialismo.

MDZ Política

MDZ Política

Las denuncias por episodios de clientelismo, extorsión y coacción en el Gran Buenos Aires se multiplicaron en las últimas semanas, especialmente en aquellos distritos gobernados por el Frente de Todos, y aseguran que militantes de La Cámpora están presionando a los vecinos de barrios populares y que no fueron a votar en las PASO, para que sufraguen en favor del oficialismo.

Pensando en las elecciones de noviembre, el objetivo principal del kirchnerismo es al menos achicar la brecha con Juntos por el Cambio para aumentar las posibilidades de ganar esos comicios legislativos tras la estrepitosa derrota en las primarias. Esta estrategia se hace más evidente en la provincia de Buenos Aires, donde el kirchnerismo perdió por más de cuatro puntos con niveles de abstención récord.

En ese marco, en el oficialismo buscan que aquellas personas que no concurrieron a votar en las PASO sí lo hagan en las generales, sobre todo en los distritos bonaerenses donde el Gobierno sospecha que el rechazo a su gestión se expidió a través del 'no voto'.

Más allá de las entregas de electrodomésticos, computadoras y 'platita' a cambio de votos, algunas agrupaciones como La Cámpora han llegado a límites más extremos y que alcanzan un nivel de extorsión nunca visto, aseguró el periodista y psicólogo Federico Andahazi en el programa +Voces, del canal LN+

"Es impresionante lo que está pasando en Provincia de Buenos Aires debido a un conjunto de medidas de presión y coacción psicológica: militantes de La Cámpora van a los barrios en micros, tocan timbre por timbre principalmente en las casas de ciudadanos extranjeros y les dicen 'vos no votaste, ¿por qué?', y los intiman a que concurran a votar", detalló.

Según el escritor, en la organización liderada por Máximo Kirchner "armaron una pirámide siniestra: los dirigentes aprietan a los punteros y referentes que, a su vez, trasladan esa misma coacción a la gente", y puso como ejemplo a los barras "que tienen el poder de movilizar", y a "los narcos que conocen los pecados de todo el barrio".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?