La insólita confesión de Guillermo Moreno que ensucia a Néstor Kirchner

La insólita confesión de Guillermo Moreno que ensucia a Néstor Kirchner

Salió a relucir una anécdota que el polémico exfuncionario comentó en su autobiografía y que deja mal parado al expresidente.

MDZ Política

MDZ Política

Sin lugar a dudas, Guillermo Moreno es uno de los dirigentes políticos más polémicos de la Argentina. Otrora funcionario importantísimo de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, hoy se convirtió en uno de los críticos más acérrimo del kirchnerismo e incluso en los últimos días pidió que Alberto Fernández sea destituido. Su verborragia constante hace que muchas de sus declaraciones pasen desapercibidas para la mayoría, pero recientemente se destapó una confesión suya que incluso salpica al propio expresidente fallecido en 2010.

Militante casi toda su vida del Partido Justicialista, Guillermo Moreno conoció a Néstor Kirchner en 2002 y desde entonces fue ganando cada vez más confianza y poder en el entorno del mandatario; primero como secretario de Comunicaciones y a partir de 2006 como secretario de Comercio Interior, desempeñando en esta última un rol muy activo que se caracterizó por impulsar un férreo intervencionismo del Gobierno en la economía, con la aplicación de la Ley de Abastecimiento, los controles de precios y las restricciones a las exportaciones de carnes y granos.

Además en aquella gestión protagonizó una escandalosa injerencia en el Indec, que implicó a su vez un maquillaje de los índices de inflación y pobreza que dio inicio a la destrucción de las políticas de estadísticas oficiales en la Argentina.

Néstor Kirchner tenía una confianza absoluta en Guillermo Moreno para dirigir la política económica durante su gobierno.

Una vez fuera del Ejecutivo y lejos del ojo de la tormenta, Moreno publicó en 2017 su autobiografía "En defensa del modelo", donde cuenta numerosas anécdotas de su paso por la función pública. Entre ellas, en el capítulo 'Cuando Néstor me pidió la renuncia', el exfuncionario recuerda que en abril de 2006, el entonces presidente Néstor Kirchner lo llamó urgente a su despacho y le pidió que hiciera "un enroque" con Carlos Salas para que él ocupe la entonces Secretaría de Coordinación Técnica.

Según se repasó anoche en el programa W Ver y Rever, del canal TN, en su libro Moreno reproduce la respuesta que le dio a Kirchner. "Yo te acepto esto, pero te pido dos cosas: que le cambien el nombre a la secretaría y pase a llamarse de Comercio, y que me digas de cuánto querés la inflación (para este año)". 

"Al principio, Néstor le dice 11%, pero cuando Moreno se está yendo del despacho, le dice 'mejor de 10%'. La inflación de ese año fue del 9,8%", concluye la anécdota.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?