El ambicioso plan de Facundo Manes que busca incomodar a Horacio Rodríguez Larreta

El ambicioso plan de Facundo Manes que busca incomodar a Horacio Rodríguez Larreta

Para ratificar su espíritu de recuperación radical, Maximiliano Abad está trabajando desde hace varias semanas no solo en el acto que se realizará en Ferrocarril Oeste sino que también ya arma la próxima candidatura presidencial de Facundo Manes, con cierto guiño de Gerardo Morales.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

“Muchachos, empiecen a armar un candidato a intendente sino nosotros lo pondremos en 2023. Vamos a trabajar para que Facundo Manes sea presidente y necesitamos candidatos en cada localidad del país”, le dijo Maximiliano Abad a un concejal radical de una de las tantas comunas que hoy el intendente es cambiemista.

La paradoja, como sucede también en el PRO, es que aún no se conocen los resultados de las elecciones que se realizarán en noviembre próximo y tanto radicales como gente del PRO ya están discutiendo la interna próxima.

“Por lo menos estamos ganando una discusión dentro del espacio, que la interna es más importante que la general”, se reía sólo por su espontaneidad un dirigente radical al que se le consultó por la información arriba brindada.

Manes, seguramente acompañado por los dirigentes porteños y provinciales, realizará un gran acto en conmemoración a un nuevo aniversario del 30 de octubre de 1983, fecha en la que Raúl Alfonsín ganó la elección que significó la vuelta a la democracia luego de la más cruenta dictadura militar de siete años.

Para esto, el Comité Provincia está organizando una movilización muy importante. No será masiva, como en otras épocas donde se utilizaba el Estadio de Ferrocarril Oeste, en Caballito. Ahora sólo se necesitará llenar el microestadio.

El acontecimiento también servirá para confirmar algunas discusiones internas abiertas en medio del proceso electoral y jamás cerrada, como lo es la pelea política que tienen el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales contra “la avanzada porteña” no sólo de Horacio Rodríguez Larreta, sino de su aliado, Martín Lousteau.

Antes de fin de año, si no se modifica el cronograma radical, se definirá la conducción de la Convención Nacional y Provincial y las autoridades partidarias. Allí ya se sabe que hay dos candidatos lanzados para suceder a Alfredo Cornejo. Ellos son Morales y Lousteau.

El pedido de Abad para sus correligionarios provocará, nuevamente, tensión en las localidades conducidas por el PRO y en esta oportunidad hubo lista única a nivel local. Una de esas es Mar del Plata, donde hoy conviven Guillermo Montenegro y Abad.

Hasta el momento, los radicales de los distritos como Tres de Febrero, Bahía Blanca, y Vicente López, por nombrar los casos más emblemáticos de lista de unidad” en el tramo local, hacen como que escuchan lo que le están pidiendo, aunque saben que para 2023 falta mucho tiempo.

En La Plata y Lanús, por ejemplo, la competencia local fue irremediable y mostró distinto resultado final. Mientras que en la Ciudad Capital de la Provincia la derrota fue más que digna, en la localidad que conduce Néstor Grindetti la diferencia fue muy importante.

La pregunta del millón, nuevamente, es San Isidro. ¿Qué hará el intendente Gustavo Posse?, a quien muchos ven “expulsado” del radicalismo. Si esto no sucede, tampoco la tiene fácil, máxime con su última discusión con Lousteau, en un momento, y con Manes, posteriormente. ¿Lo recuperará Morales?... Las relaciones entre ambos tampoco avizoran una resolución favorable.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?