El proyecto secreto de Martín Guzmán que más enfurece a Cristina Fernández y Máximo Kirchner

El proyecto secreto de Martín Guzmán que más enfurece a Cristina Fernández y Máximo Kirchner

La permanencia del ministro de Economía en el gobierno nacional se debería a los recelos de la vicepresidenta y su hijo a que se pase a las filas del Fondo Monetario Internacional.

MDZ Política

MDZ Política

Aunque no pocos sostienen que tiene sus días contados en el gobierno nacional, Martín Guzmán continúa firme como ministro de Economía. La principal razón de ello, concuerdan dirigentes, analistas políticos y periodistas, es que en el Frente de Todos lo necesitan para cerrar definitivamente un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero además puede existir otra razón menos conocida: los recelos de Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo Kirchner a que se pase a las filas "enemigas".

Más que endurecer una política de control de precios ya de por sí estricta y de buscar reprender más a los empresarios, la llegada de Roberto Feletti al gabinete en reemplazo de Paula Español significa un nuevo golpe a Martín Guzmán, con quien se encuentra en las antípodas de lineamientos teóricos en materia económica, según indicó Carlos Pagni en su programa Odisea Argentina, del canal LN+. De hecho, es probable que el nuevo secretario de Comercio Interior intente hacerse cargo del ministerio de Economía, pero al menos en el corto plazo parece una opción bastante lejana.

"¿Lo quieren sacar a Martín Guzmán? Todavía no ¿Hay malestar? Sí ¿Qué quieren Cristina Fernández de Kirchner, Máximo Kirchner y La Cámpora de Guzmán? Que se alinee, sobre todo en las conversaciones con el FMI", sintetizó el conductor.

Las intenciones de Máximo Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner son que Martín Guzmán termine obedeciendo todas sus exigencias.

Según Pagni, una demostración de los resquemores que hay frente a Guzmán por parte del kirchnerismo es la noticia de que Juan Manzur lo acompañará en su gira por Estados Unidos, donde el ministro participará de la asamblea otoñal (boreal) del organismo multilateral y se reunirá con su titular Kristalina Georgieva.

"Tanto Cristina como Máximo Kirchner pretendían poner a otro jefe de Gabinete para que controle a Guzmán y su interlocución con los funcionarios del Fondo, en la suposición de que Guzmán ‘es demasiado amigo’ de ellos y que puede tener la fantasía de querer ser funcionario del FMI, como lo fue su mentor Joseph Stiglitz", lanzó.

En efecto, Carlos Pagni reveló que "en La Cámpora, el Instituto Patria y en los alrededores de Cristina Fernández de Kirchner existe la sensación de que Guzmán les lleva mensajes muy duros en los que no saben si él discute con la suficiente convicción pese a que tiene un supuesto margen de maniobra política disponible y que tampoco aprovecha".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?