Un juez podría apartarse de la causa de los equiparados a magistrados

Un juez podría apartarse de la causa de los equiparados a magistrados

El juez Omar Palermo puso en conocimiento de las partes la posible causa de sospecha para resolver en la causa que debe definir si seguirán cobrando como jueces funcionarios del Poder Judicial.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

El juez de la Sala Segunda de la Corte, Omar Palermo, expresó que existen causales de sospecha que podrían condicionarlo a la hora de resolver la situación de los funcionarios equiparados a magistrados. En concreto, esa sala debe determinar el alcance de la ley sancionada en la Legislatura para quitar el beneficio a algunos funcionarios judiciales que cobran como jueces. 

Los "equiparados a magistrados" que se verían alcanzados por la nueva legislación presentaron una acción declarativa de certeza, una medida cautelar y pidieron la inconstitucionalidad de la norma. Esos planteos deberán resolverse en la Sala Segunda, integrada por Omar Palermo, José Valerio y Mario Adaro

Sin embargo, Palermo reconoció que se podría ver comprendido en las causales de excusación y recusación por existir circunstancias que permiten "dudar fundadamente de la idoneidad subjetiva del juez o funcionario recusable".

Lo que ocurre es que algunos de los equiparados en pugna fueron designados por el propio Palermo y forman parte de su equipo de trabajo. Por ese motivo, hizo conocer a las partes la causal de sospecha que puede caberle para que decidan si quieren recusarlo de interceder en la resolución del conflicto.

Específicamente, así lo expresó en el marco de las acciones presentadas por Eleonora Lamm, Milagros Noli, Cristobal López Maída y Romina Cucchi, funcionarios que cobran como jueces y trabajan bajo la órbita de Palermo.

Una ley que generó polémica

A pesar de que la ley que impide que los funcionarios del Poder Judicial cobren sueldos de jueces fue sancionada en junio, nada ha cambiado hasta el momento. En parte se debe a que los empleados alcanzados reclamaron ante la justicia aduciendo que se trata de un derecho adquirido y atacan la constitucionalidad de la ley.

Pero por el otro, durante el tratamiento en la Legislatura la oposición cuestionó que la ley dejaba afuera a muchos funcionarios que no son jueces pero seguirán cobrando como ellos. Por ejemplo el secretario de la Junta Electoral Jorge Albarracín que a pesar de la ley aprobada en la Legislatura seguirá teniendo un sueldo de juez pese a no serlo. Incluso cuando su antecesor en el cargo, Luis Alfredo Puebla, ejercía el mismo puesto sin que existiera una equiparación.

El proyecto inicial fue presentado por el gobernador Rodolfo Suarez luego de enterarse que la secretaria de la Corte Elizabeth Carbajal percibía un sueldo de 405 mil pesos por mes. A raíz de esa situación envió a la Legislatura un proyecto que apuntaba a poner punto final a la figura de equiparados a magistrados.

En el tratamiento legislativo el proyecto fue modificado y solo alcanzó a una veintena de funcionarios a pesar de que en total son casi 80 quienes cobran como jueces sin serlo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?