Juan Emilio Ameri, ni gracioso, ni delirante, ni siquiera ofensivo: es peligroso

Juan Emilio Ameri, ni gracioso, ni delirante, ni siquiera ofensivo: es peligroso

Lo que pasó hoy en la sesión de Diputados y que protagonizó el legislador salteño Ameri primero me pareció absurdo, como un gag sacado del guión de una película surrealista, payasesca. Pero no nos confundamos: lo que vimos muestra esas actitudes tremendamente peligrosas que ya no debemos tolerar.

Federico Croce

Federico Croce

Sos diputado de la Nación, elegido por el pueblo de tu provincia, al que representás, y hoy tenés sesión. Se trata de una tarea que se desempeña, supuestamente, con gran honor: ¡tu lugar de trabajo es la Honorable Cámara de Diputados de la Nación!

La sesión, debido a la pandemia, es virtual: por eso estás frente a la computadora, frente a la web cam. Y entonces vos, que cobrás de sueldo bruto $238.829,08 (dieta $218.829,08 y $20.000 de gastos de representación, según se lee en Infobae)... Vos que también recibís $33.937,61 por desarraigo y que contás con la opción de movilidad elegida para el régimen de pasajes según resolución 487/2018... Vos, que has sido acusado de pegarle a compañeros... Vos, que cuando asumiste como diputado una militante menor de edad te denunció por acoso y dijo que eras "asqueroso, machista y acosador" y que "en muchas ocasiones sufrí acosos e insinuaciones aun sabiendo la edad que tenía"... Vos, que pregonabas que "si quieren planes tienen que hacer favores", decidís besarle las tetas a tu pareja sentándotela en el regazo, adelante de todos.

Esto que ha pasado hoy me ha asqueado. No solamente por el desprecio a las instituciones y la burla al pueblo que eligió a este representante, sino por la evidente impunidad que siente este tipo. No le importa nada. Se siente un vivo bárbaro. Cree que está más allá y que "todo pasa". Incluso esto se cae de maduro si escuchan su "justificación", pues le resta importancia absolutamente y dice, muy suelto: "Mi compañera se hizo una operación mamaria, me dijo 'esta bajó, esta no bajó, que se yo', y le di un beso en las tetas. El wifi me había reconectado y estaba en cámara. Eso es todo. No fue nada más que eso". 

No tenemos que cometer el error de pensar que lo de Ameri tiene que ver con un partido político o una gestión. Esta actitud no debe ser utilizada para hacer politiquería barata.

Estos tipos están en todos lados y son peligrosos: son los que usan el cuerpo de otro para servirse, los que se mofan de "lo distinto", los que se sienten superiores y creen que quien es diferente a ellos (mujer, gay, trans), son "menos".

Son los que dicen "se hace lo que yo digo porque soy el hombre de la casa". Son los del discurso del "aquí mando yo". Son los que, por ahí, se sacan el cinturón.

Son los que hacen bullying. Son los que maltratan. Son los abusivos. Son los que someten usando el poder.

No hay concesiones para tipos así. Representan a lo más retrógrado. A lo que no va más.  Representan a lo que ya no hay que tolerar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?