El PJ dijo que la pandemia agravó una crisis que Mendoza ya sufría

El PJ dijo que la pandemia agravó una crisis que Mendoza ya sufría

Así lo señalaron varios senadores del frente de Todos en la sesión de hoy, en la que fueron aprobados, con votos opositores, tres proyectos del Gobierno para reactivar la economía. Ellos señalaron que los problemas de la provincia derivan del modelo económico que se aplicaba hasta el año pasado.

MDZ Política

MDZ Política

El peronismo acompañó hoy en el Senado la sanción de las leyes para la pospandemia, pero calificó los proyectos como un mero programa de contingencia y puso en duda que vaya a cumplir los objetivos anunciados.

El paquete incluyó el plan "Mendoza Activa", un plan de Promoción del Empleo y la creación de un Banco de Vinos. Las primeras dos leyes recibieron sanción definitiva con amplia mayoría, mientras que la iniciativa para la industria vitivinícola obtuvo sanción inicial.

Lucas Ilardo, presidente del bloque del frente de Todos, remarcó: “No creemos que sea un mega plan de reactivación. Es un plan de contingencias en un momento de crisis”.

Sostuvo que “los problemas económicos no son fruto de la pandemia, son culpa de la desastrosa gestión de Mauricio Macri y se han visto agravados por la pandemia”. 

“Esperamos que estas herramientas sirvan y se usen en todos los rincones de la provincia. Que se coparticipe sin excusas” y concluyó que “aprobar no es cheque en blanco, vamos a exigir los resultados planteados por los funcionarios y el gobernador”.

El senador Alejandro Abraham señaló por su lado que “la crisis de Mendoza no es producto de la pandemia, fue generada por la aplicación de políticas liberales que cuadruplicaron la deuda, duplicaron la pobreza, generaron la mayor inflación de la Argentina y generaron la situación en la que se encuentra hoy Mendoza, que no ha podido pagar aguinaldo”.

Para Rafael Moyano, en tanto, este paquete de leyes es “retardatario, porque debió ser presentada en enero, porque la crisis no es de la pandemia. Es la crisis de un modelo político”.

Por su lado, el senador Adolfo Bermejo planteó dudas sobre la inyección de fondos, la amplitud y lo difuso de la ley. Y en cuanto a la ley de Banco de Vinos, lamentó “la falta la participación del INV”.

A su turno, Bartolomé Robles explicó en relación al Banco de Vinos que “le estamos dando al Ejecutivo una nueva herramienta, pagar una tasa de interés en el programa de control de stock por inmovilizar sus vinos”. Añadió que la ley “expresa lo que los actores de la industria exigen hace tiempo: creación de política pública, darle estabilidad, sostenibilidad, previsibilidad, incidir en la cadena y el precio del vino”.

Mauricio Sat, senador de San Rafael, puso en este sentido énfasis en que “se habla de vino pero no de los productores.  El precio del vino hace 4 años que no aumenta y los estados nacionales y provinciales le pusieron el pie a los productores”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?