Nadal prohibió las cirugías programadas, pero después dio marcha atrás

Nadal prohibió las cirugías programadas, pero después dio marcha atrás

La ministra de Salud firmó la resolución este martes y la notificó. Sin embargo, nunca la publicó en el Boletín Oficial por las quejas de algunas clínicas privadas. En la resolución anulada decía que era "indispensable" tomar nuevas medidas por el avance de la pandemia.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

La ministra de Salud de la provincia, Ana María Nadal, firmó este martes una resolución en la que disponía la prohibición de realizar cirugías programadas en todos los establecimientos de salud de la provincia.

Esta decisión extrema, que estaba originada en el aumento de casos de Covid 19 que sufre la provincia, debía entrar en vigencia apenas se publicara en el Boletín Oficial. Pero antes de que esto pasara, la resolución fue suprimida.

La resolución 1718 ya había sido notificada en el ámbito de la salud. Pero estaba provocando quejas y reacciones en clínicas privadas antes de que entrara en vigencia. Algunos intendentes también la criticaban con dureza. Por todo eso, la prohibición quedó sin efecto

"Se pensó ser más abarcativo y pensar no solo en la zona metropolitana, sino también en el Sur, en el Este y demás, por eso la dejaron sin efecto y se está redactando otra resolución", explicaron desde el Ministerio de Salud.

Las cirugías programadas se vienen reduciendo desde fines de junio, con el objetivo de que haya mayor capacidad de internación para los pacientes de COVID-19, tanto en las áreas de terapia como en las habitaciones comunes. 

Primero se las acotó al 30 por ciento de las camas disponibles (resolución 926 del 30 de junio). Y luego, el 22 de julio, se las bajó más, a un máximo de "15 por ciento de utilización de las camas totales del establecimiento" (resolución 1628).

La resolución que Nadal había firmado el martes decía que "pese a las dos reducciones precedentes y debido al aumento de casos Covid-19 en la provincia, resulta indispensable tomar nuevas medidas, con el objetivo de estar preparados para hacer frente a la Pandemia".

La emergencia del sistema sanitario, al menos en parte de la provincia, quedaba en evidencia en el artículo 2 de la resolución anulada: "Disponer la prohibición de realizar cirugías programadas en todos los establecimientos de salud de la provincia que cuenten con internación, tanto del subsector público como del subsector privado.

Sin embargo, al final, la medida indispensable se frenó y será reformulada. Este diario pudo constatar que buena parte de las críticas surgieron desde las clínicas privadas de San Rafael, a las cuales la prohibición de realizar cirugías las impactaba económicamente. Además, hoy, San Rafael no necesita camas para los casos de Covid-19 porque sigue sin tener un solo caso positivo.

El intendente del departamento, Emir Félixtambién se había quejado de la prohibición porque creía que ya estaba en vigencia, algo que al final no ocurrió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?