Alberto Fernández llamó a la unidad en su primera cumbre de Mercosur

Alberto Fernández llamó a la unidad en su primera cumbre de Mercosur

La cumbre número 56 del Mercosur se realizó de manera virtual. Aunque hubo diferencias entre los mandatarios, todos destacaron la importancia del bloque para salir de la difícil crisis global en la que nos ha dejado esta pandemia.

Victoria Chales

Victoria Chales

Casi 30 años después de su creación la cumbre del Mercosur se realizó por videoconferencia. La modalidad virtual no facilitó el debate, por lo que tuvo un gran valor simbólico y una oportunidad para expresar la preocupación de cada uno de los mandatarios por la salida de la pandemia.

Por su parte, el Presidente Alberto Fernández comenzó agradeciéndole a "Marito" como él le dice al presidente Abdo Benítez de Paraguay por la organización como autoridad pro tempore del Mercado regional.

Luego de un repaso histórico casi obligado de los estandartes de la unión latinoamericana, el Presidente recordó que para enfrentar a esta pandemia "estamos todos en el mismo barco", aunque algunos "tengan camarotes de lujo". En definitiva, continuó enfático el mandatario argentino, "tenemos que pensar juntos cómo será el mundo que viene" y para ello hay que trabajar en las asimetrías y "terminar con las desigualdades" por respeto como "líderes a sus pueblos que los eligieron".

Aunque sólo fue como ventanas en una pantalla, se produjo el primer encuentro entre Fernández y Jair Bolsonaro. Las alusiones a sus diferencias ideológicas estuvieron allí presentes, pero en términos diplomáticamente aceptables. 

"Guardo por todos los líderes el respeto que se merecen aunque no pienso igual a muchos. Sé que mi paso por la historia argentina es un paso y no tengo derecho a frustrar la aspiración continental que tenemos de unirnos y crecer juntos simplemente porque no pienso igual. Estoy aquí para que nos unamos. La historia nos ha dado la oportunidad de revisar lo que se ha hecho y hacerlo de otro modo"

La evocación de esa unión fraterna para enfrentar la Historia buscó quizás subsanar la crisis interna del Mercosur cuando la Argentina anunció que suspendería su participación en las negociaciones externas del bloque, una medida que finalmente no se concretará.

El acuerdo MERCOSUR-UE tiene un gran obstáculo y se llama BRASIL

El acuerdo entre Mercosur y Unión Europea no está cerrado del todo y aún restan varios pasos por seguir. Jair Bolsonaro en su breve intervención reafirmó la pertenencia de Brasil al Mercosur y la necesidad de avanzar en ese acuerdo. No obstante, según señala Eleonora Gosman, corresponsal en Brasil, Bolsonaro se hizo eco del fuerte rechazo que algunos países europeos como Holanda, Austria, Irlanda y, en especial, Francia. Estos países no aceptan la gestión medioambiental y la situación del Amazonas, a las que el jefe de estado de Brasil catalogó de "prejuicios". Además recordó que es su intención más férrea la reducción del Arancel Externo Común (AEC) del 14% al 5%. Se trata de uno de los temas que genera disidencias ya que Brasil, Uruguay y Paraguay reclaman una reducción contundente de esos aranceles al comercio exterior, y el gobierno de Fernández se opone.

El mandatario uruguayo Lacalle Pou se mostró conciliador: "El Mercosur avanzó. No hay que ser ni pesimistas ni optimistas, sino Merco-realistas. Debemos trabajar fuertemente para perfeccionar la zona de libre comercio y el trato nacional de nuestros productos". Entre los jefes de estado del bloque y a razón de la especialísima crisis económica que se desprende de esta pandemia, parecería amenazar la idea de un proteccionismo nacional que todos quisieran evitar. Ese entendimiento fue muy reforzado tanto por Fernández como por Lacalle Pou, quienes parecen estar acercando posiciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?