Un ingeniero civil remplazará a Sandes en Vialidad

Un ingeniero civil remplazará a Sandes en Vialidad

Lo confirmó el gobernador Rodolfo Suarez y anticipó que el anuncio se realizará mañana. Sandes presentó su renuncia en medio de un escándalo por fraude cometido por exfuncionarios de su gestión.

MDZ Política

MDZ Política

El gobernador Rodolfo Suarez anticipó que ya tiene en su cabeza el nombre del sucesor de Oscar Sandes como administrador General de Vialidad Provincial. A pesar de que se barajaba el nombre de Marité Baduí como candidata, quedó descartado y el jefe del Ejecutivo subrayó que será un ingeniero civil.

De esta manera, Suarez despejó cualquier tipo de polémica respecto a los requisitos que se necesitan para llegar a ese lugar. Sucede que desde el Consejo Profesional de Ingenieros y Geólogos veían con preocupación que una licenciada en Ciencias Políticas como Baduí se hiciera cargo de la DPV.

Según explicó el secretario del Consejo Profesional de Ingenieros y Geólogos, Raúl Héctor Delle Donne, la conducción del DPV debe estar en manos de una persona vinculada al rubro.  Incluso, advirtió que hasta el año 2016 se exigía que el subadministrador fuese ingeniero civil o vial pero que se modificó un decreto durante la gestión de Cornejo para poder nombrar un arquitecto.

A través de una nota, le pidieron a Suarez que tenga en cuenta el reclamo del Consejo Profesional sobre la "recta interpretación de las normas vigentes y de su espíritu y de asegurar la idoneidad profesional específica para los cargos citados".

Suarez dará a conocer mañana el nombre de la persona que se hará cargo de Vialidad pero con las declaraciones de hoy dejó fuera de carrera a otro de los candidatos que sonaban para reemplazar a Sandes: el subadministrador Diego Kotlik. "Será un ingeniero civil", aclaró Suarez mientras que Kotlik tiene título -al igual que Sandes- de arquitecto.

El escándalo en Vialidad

A fines del 2019 se tomó conocimiento de una serie de irregularidades que se estaban cometiendo en la Dirección Provincial de Vialidad. En concreto, el Tribunal de Cuentas inició una investigación y detectó que empleados estaban usando con fines personales dinero de la caja chica de la institución.

Entre otras cosas, determinaron que había facturas adulteradas, viáticos truchos y préstamos irregulares, entre otros ilícitos. Incluso, la exgerenta de Recursos Humanos y mano derecha de Sandes, Corina Gallardo, se había pagado el combustible, alimentos y noches de alojamiento para irse de vacaciones a la Costa Atlántica con dinero de Vialidad.

En total, le ordenaron a Gallardo, Sandes y otros empleados reintegrar casi 3 millones de pesos desviados de la caja chica de la institución. Pero el montó sería aún mayor porque la mecánica se habría repetido en ejercicios anteriores.

Sandes denunció penalmente a Corina Gallardo y afirmó que el no estaba al tanto del fraude. Incluso, desconoció su firma en varias órdenes de pago y Gallardo admitió ante escribano público que ella falsificó la firma del administrador general. Los involucrados fueron imputados por peculado y fraude a la administración pública pero a Gallardo también la imputaron por falsificación de instrumento público y privado.

Pese a ello, actualmente Gallardo cumple funciones en la Municipalidad de Godoy Cruz, donde tenía una reserva de cargo en planta permanente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?