Tras 37 años, histórico gremialista renuncia a su cargo por "decepción"

Tras 37 años, histórico gremialista renuncia a su cargo por "decepción"

El secretario general del Sindicato de Peones de Taxis (SPT) y de la Federación del sector (Fepetax), Omar Viviani, renunció hoy luego de 37 años a la secretaría general de ambas organizaciones gremiales, alegando "cansancio" y "decepción" ante la realidad de su gremio y el avance de Uber y Cabify.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El secretario general del Sindicato de Peones de Taxis (SPT) y de la Federación del sector (Fepetax), Omar Viviani, renunció hoy luego de 37 años a la secretaría general de ambas organizaciones gremiales, alegando "cansancio" y "decepción" ante la realidad de su gremio, incluso con parte del gobierno nacional, y "el seguro avance de una ley que legalizará las aplicaciones Uber y Cabify", los principales enemigos del sector en sus últimos años de gestión.

Un histórico del movimiento obrero organizado, integrante de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y cofundador del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), Viviani presentó de manera formal su renuncia, que será analizada y aprobada la semana próxima por la conducción de la entidad, para luego ser reemplazado por Jorge García.

Viviani había anticipado a sus íntimos que presentaría formalmente la dimisión a ambos cargos el próximo miércoles 5, pero "cansado y decepcionado" por "varias causas y factores", adelantó su determinación y se retiró de la actividad gremial. "A ello, inclusive con varios de los actuales funcionarios del Gobierno, se le sumó la grave pandemia de coronavirus", señalaron voceros del gremio consultados por la agencia de noticias Télam.

Uno de los principales factores que desencadenaron la renuncia del histórico líder de los taxistas fue el avance de las aplicaciones de transporte Uber y Cabify en la actividad y, según sus íntimos, el dirigente "estaba al tanto de que la sanción de una ley que las legalice es inevitable, a la corta o a la larga", señalaron.

Otras fuentes gremiales señalaron que entre 2015 y 2019, el sindicato de taxistas sufrió la pérdida de 40 mil afiliados en todo el país, lo que "se agravaría sobremanera si esa ley fuese sancionada".

"Así es muy difícil conducir una organización sindical. El sindicato adquirió miles de kilos de comida para los taxistas que, a partir del inicio de la grave pandemia, se acercaron a la sede gremial a solicitar alimentos ante la ausencia de trabajo. Muchos funcionarios negaron su colaboración o la cuotificaron", agregaron los voceros gremiales, quienes dijeron que la decisión de Viviani es "indeclinable".

El dirigente había ganado nuevamente las elecciones del gremio en diciembre último, reasumió en marzo de este año y tenía mandato hasta marzo de 2023.

A excepción de que la conducción de taxistas decida convocar de forma anticipada a nuevos comicios, se hará cargo del gremio el adjunto, Jorge García.

En su momento, Viviani fue una de los más firmes respaldos de Hugo Moyano en la CGT Azopardo -cuando la existencia de tres centrales obreras-; luego se distanció del dirigente y, hace algunos meses, recompuso la relación, al punto de compartir varios almuerzos y fotografías en la propia sede del gremio camionero.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?