Aumentó la presencia de mujeres en los altos cargos del Gobierno nacional y llegan a un 37% récord

Aumentó la presencia de mujeres en los altos cargos del Gobierno nacional y llegan a un 37% récord

Actualmente hay 4 ministras, 39 secretarias y 65 subsecretarias. El 37% de los cargos jerárquicos están ocupados por mujeres. Esta misma cifra fue del 4% en la presidencia de Raúl Alfonsín y en las últimas presidencias de Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri rondó el 20%.

Martín Slipczuk

El 37% de los 290 cargos más altos de la Administración Pública Nacional se encuentran hoy ocupados por mujeres, destaca un estudio realizado por la Dirección Nacional de Diseño Organizacional dependiente de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, que tomó para el análisis las subsecretarías, secretarías y ministerios nacionales. 

En esta nota te contamos cómo varió este porcentaje en los últimos años y cómo cambia en cada área del Gobierno.

¿Cómo evolucionó en las últimas presidencias?

Según el informe de Jefatura de Gabinete, actualmente hay 4 ministras (19%), 39 secretarias (38%) y 65 subsecretarias (39%), por lo que del total de 290 altos cargos ocupados, hay 108 (37%) a cargo de mujeres. Estos cargos y sus funcionarios pueden verse en el Mapa del Estado de la Jefatura de Gabinete. 

El mismo estudio muestra que al finalizar la gestión de Mauricio Macri (Cambiemos), en diciembre de 2015, ese porcentaje se ubicó en el 19%, mientras que al terminar el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria), en diciembre de 2015, las mujeres ocupaban el 25% de los altos cargos. 

“El primer dato sobresaliente del gabinete de Fernández en términos de género es que la presencia de mujeres alcanza un récord histórico, llegando al 37,4% del total de los cargos más altos”, explica un estudio del Observatorio de las Elites del Centro de Innovación de los Trabajadores (CITRA), institución que a su vez depende de la UMET, el Conicet y más de 45 organizaciones sindicales, tanto de la CGT como de la CTA. 

El informe de CITRA también analiza a ministros, secretarios, subsecretarios y cargos con jerarquía equivalente, aunque al comienzo de cada gestión. En este sentido, destaca que en el primer gabinete de Macri, en 2015, las altas funcionarias representaban el 23,5% del total, mientras que en el de la segunda Presidencia de Fernández de Kirchner, que comenzó en 2011, las mujeres eran sólo el 22,8% del total.

Con el retorno de la democracia comenzó en el país un proceso de inclusión de la mujer en la vida política, como se explica en este análisis de Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec). 

Al repasar el porcentaje de mujeres designadas en cargos de conducción política en la administración central del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) desde 1983 se ve que en la Presidencia de Raúl Alfonsín (UCR) eran el 4%, con Carlos Menem (PJ) pasaron al 8%, con Fernando De la Rúa (Alianza) fueron el 10%, en la Presidencia de Eduardo Duhalde (PJ) bajaron nuevamente al 8%, para luego aumentar al 14% con Néstor Kirchner (FpV), 20% con Fernández de Kirchner y 22% con Macri hasta 2016, año en el que se realizó el estudio, último disponible de Cippec, según pudo confirmar Chequeado

¿Cómo cambia según cada ministerio?

El estudio de Jefatura de Gabinete muestra que el único ministerio cuyos cargos más altos son ocupados por mujeres es el de Mujeres, Géneros y Diversidad, liderado por Elizabeth Gómez Alcorta, mientras que hay 2 en los cuales hay únicamente hombres en la llamada alta dirección pública: Transporte (Mario Meoni) y Trabajo, Empleo y Seguridad Social (Claudio Moroni).

El segundo ministerio con más presencia femenina en altos cargos es el de Seguridad (Sabina Frederic), con un 58%, mientras que los de Ambiente y Desarrollo Sustentable (Juan Cabandié), Educación (Nicolás Trotta) y Justicia y Derechos Humanos (Marcela Losardo) tienen la mitad de sus altos cargos ocupados por mujeres.

Agustina Valsangiacomo, ex directora ejecutiva de la agrupación Mujeres 2000, explicó en esta nota a Chequeado que, además de los obstáculos que tienen las mujeres para llegar a puestos jerárquicos, existe también una segregación horizontal que “empuja a las mujeres a desarrollarse en subsectores ocupacionales ‘feminizados’”. 

“Si bien revisten una importancia fundamental para el buen funcionamiento social (como la salud y la educación), se caracterizan por contar con menor prestigio profesional, salarios bajos y modalidades de contratación precarias”, analiza la especialista. Por ejemplo, como se explicó en esta nota, hasta ahora nunca una mujer fue jefa de Gabinete de la Nación ni tampoco a cargo de los ministerios de Interior, Obras Públicas o Agricultura.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?