Ahora denuncian irregularidades en otra obra de Irrigación

Ahora denuncian irregularidades en otra obra de Irrigación

Después de que se ratificara que el BID retiró un financiamiento de $640 millones por desmanejos en la adjudicación de un acueducto ganadero, un legislador opositor denunció que otra obra de este tipo inaugurada en 2019 y que costó $320 millones financiados por la provincia está mal hecha.

Marcelo Arce

Marcelo Arce

En medio de un escándalo que crece por la caída de un préstamo por $640 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por irregularidades en la adjudicación de un acueducto, legisladores opositores anunciaron este miércoles que pedirán una investigación acerca de las obras licitadas por el Departamento General de Irrigación durante la gestión del actual superintendente, Sergio Marinelli, y además denunciaron falencias en la construcción de otra obra de este tipo inaugurada en 2019 a la que calificaron de “mal hecha” y que no cumple con los requisitos establecidos en su momento por los pliegos de licitación.

En horas del mediodía, en el Salón de los Pasos Perdidos de la Legislatura, un grupo de legisladores del PJ y de Protectora encabezaron una conferencia de prensa en la cual anticiparon que pedirán un informe de las obras licitadas por el organismo del agua en el último período, luego de que se conociera que el BID había retirado el financiamiento para la construcción del acueducto Monte Comán- La Horqueta, obra que quedó envuelta en sospechas de corrupción luego que se detectara que el motivo de la reacción del organismo internacional de crédito era consecuencia de desmanejos en el proceso licitatorio de esa obra.

La conferencia de prensa estuvo encabezada por los legisladores del Frente de Todos Germán Gómez, Lucas Ilardo, Adolfo Bermejo y Veronica Valverde y además por Marcelo Romano (Protectora) y Daniel Galdeano (Partido Intransigente). En ese contexto, Romano aseguró que existen irregularidades en la construcción de otro acueducto que ya fue inaugurado en General Alvear, denominado Bowen- Canalejas.

“Esta obra que la inauguró Cornejo (Alfredo), es un acueducto que tampoco funciona. Hace diez meses que debería estar dotando de agua a los ganaderos del Sur y no lo puede hacer. Tenemos noticias de que los materiales que se usaron en ese acueducto no son los que requerían los pliegos. Si esto lo llegamos a comprobar, será un nuevo escándalo que nos hace acordar a las peores épocas del Departamento General de Irrigación”, aseguró el senador.

El acueducto Bowen – Canalejas fue inaugurado en setiembre de 2019 a pocos días de las elecciones, tuvo un costo de $320 millones en total y fue financiado por la provincia, aunque Irrigación fue la unidad ejecutora. La obra tiene una extensión de más de 600 kilómetros y fue diseñada tanto para abastecer de agua al ganado de la zona y también para mejorar la productividad en la región.

Esa obra fue adjudicada a la empresa Cartellone que ganó la licitación. Sin embargo esta empresa luego sub contrató a Obras Andinas, que a su vez contrató a VK S.R.L que terminó ejecutando el 86% de la obra. Arguello Construcciones , hizo el resto. Hace un par de meses nada más, Irrigación reconoció demoras ante la preocupación de los productores alvearenses. “Es real que los plazos para poder entregar la obra se han dilatado un poco», fue lo que admitió en en su momento Carlos Martini, director de Ingeniería del DGI.

Con respecto al BID y su rechazo a pagar el otro acueducto, el propio Marinelli admitió que el banco criticó el criterio que usó el comité evaluador para preadjudicar la obra a la UTE que conformaban Ceosa y Obras Andinas (empresas que habían realizado la sexta oferta en orden económico, superando por 50 millones de pesos al oferente más barato) pero sostuvo en su descargo que se habían seguido todos los criterios técnicos que históricamente aplica Irrigación para este tipo de procesos.

Y remarcó que en otros financiamientos internacionales conseguidos a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (PROSAP) se aplicó el mismo criterio. Precisamente este es el punto por el cual los legisladores decidieron avanzar con un pedido de informes: Obras Andinas y Ceosa aparecen recurrentemente en las adjudicaciones de obras por parte del organismo del agua.

En 2018, por caso, la Oficina Anticorrupción puso la lupa en ese programa y el nexo que existía entre el PROSAP y la empresa Ceosa. Tanto es así que le costó el cargo a uno de los empleados más experimentados del DGI: Fernando Gomensoro. Además de tener un lugar preponderante en Irrigación fue Coordinador de Proyectos de Riego del PROSAP y tenía vínculos con esta empresa. En el escándalo del BID

“Nosotros vamos a pedir un informe sobre las obras del Prosap. Creemos que si Irrigación hizo las cosas mal con el Bid, también las hizo con otros organismos de crédito”, aseguró Romano en ese sentido.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?