Las sospechas en torno al brote en la concesionaria de autos

Las sospechas en torno al brote en la concesionaria de autos

Ya son casi una veintena los casos vinculados al empleado de Toyota Yacopini. Existen versiones encontradas sobre cómo fue que al menos ocho trabajadores resultaron contagiados.

MDZ Política

MDZ Política

Según los datos suministrados por el Ministerio de Salud ya son alrededor de 20 los casos vinculados a un empleado de Toyota Yacopini que dio positivo a principios de esta semana. Al menos ocho son empleados de la concesionaria de autos y surgen dudas sobre cómo fue que se contagiaron. Existen distintas hipótesis e incluso se habla de la posibilidad de que se haya realizado un festejo de cumpleaños.

Lo concreto es que hasta el viernes eran 15 los casos confirmados y anoche se sumaron otros más. El caso índice fue un asesor de ventas que dio positivo hace una semana pero rápidamente contagió a familiares y compañeros de trabajo.

Si bien desde la empresa han preferido no hacer declaraciones, sostienen que han seguido todos los protocolos que dispuso el gobierno provincial. Incluso antes de que se conociera el caso positivo. Allí surgen varias hipótesis sobre cómo se esparció el virus.

Desde el Ministerio de Salud creen que el empleado ha estado yendo a trabajar sin presentar síntomas y por eso se contagiaron sus compañeros, pero si realmente se cumplían los protocolos eso no debería haber ocurrido. En ese plano, el contagio se podría haber dado en horario de almuerzo donde se comparte el comedor.

Sin embargo, hay otra explicación que implica la violación por parte de los empleados de los términos de la cuarentena que rigen en la provincia. Específicamente, desde el interior de la empresa mencionan que una de las personas que dio positivo cumplió años en las últimas semanas y habría realizado un festejo al cual asistieron el resto de los casos positivos.

De ser así, les cabría la misma sanción que se aplicó desde la Justicia a los involucrados en la fiesta clandestina del Caso 98. Estos últimos fueron imputados por hacer una juntada clandestina violando el artículo 205 del Código Penal. 

Más allá de las líneas de investigación -que incluyen también la posibilidad de que existan relaciones sentimentales entre algunos empleados- el caso ha servido para demostrar la importancia de contar con protocolos estrictos en los lugares de trabajo.

Desde el equipo epidemiológico trabajan para aislar a todas las personas que han tenido contacto estrecho con los pacientes positivos para lograr acotar el conglomerado de contagio y evitar ramificaciones. La tarea no es sencilla porque en muchos casos los involucrados ocultan información y eso complica el abordaje del caso.

Del brote de Toyota Yacopini se desprende el de otra empresa vinculada al servicio de internet. La hermana de uno de los empleados de la concesionaria de autos trabaja en la empresa Aero, donde son al menos seis las personas contagiadas.

"Una joven que trabaja en Atención al Cliente nos dijo que a su hermano, que es este muchacho que trabaja en el concesionario Yacopini, le había dado resultado positivo el test. Como ella también tenía síntomas, contactó al número de emergencias, la buscaron para hacer el hisopado y quedó esa noche internada", expresó en MDZ Radio Octavio Bosio, dueño de Aero Internet. En esa entrevista lamentó que Toyota Yacopini no aislara a todos sus trabajadores ante la primera sospecha de que podía tener Covid-19.

 "Por información que nos ha llegado, Yacopini manejó muy mal el protocolo: hay que proceder al aislamiento inmediato de toda la gente ante el primer empleado que manifieste cualquier tipo de síntoma, independientemente de que después su resultado sea positivo o no", comentó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?