Propietarios del piedemonte se organizan contra la expropiación

Propietarios del piedemonte se organizan contra la expropiación

Aseguran que se está tratando con liviandad el avance sobre la propiedad privada y lo comparan con lo que está ocurriendo con Vicentin a nivel nacional. Están en vías de crear una Asociación de Propietarios del Piedemonte para frenar el proyecto de ley de expropiación.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Tienen distintas miradas e incluso han tenido conflictos entre ellos. Sin embargo, hoy los une el rechazo al proyecto de ley que impulsa el gobierno provincial para crear un Área Natural Protegida en la precordillera mendocina. "Nos peleábamos por los límites y ahora tenemos que unirnos", expresó a MDZ uno de los más de cuarenta dueños de tierras en el piedemonte de Mendoza. En este sentido aseguran que se habla con liviandad sobre un avance sobre la propiedad privada y lo comparan con lo que ocurre a nivel nacional con la expropiación de Vicentin.

"Se han presentado tantos proyectos de expropiación del piedemonte a lo largo de los años que la sensación de que el piedemonte no tiene dueños. Pero no es así, hay propietarios", destacó a MDZ uno de los "dueños" de la precordillera. Y para defender su propiedad y la historia que encierra para algunas familias en particular, avanzan en la creación de una Asociación de Propietarios del Piedemonte.

Para entender el conflicto es necesario recordar que este año el Ejecutivo presentó dos proyectos de ley que tienen como objetivo ordenar el crecimiento del piedemonte y crear una nueva área natural protegida de 50 mil hectáreas. Pero para ello dispone la expropiación de 15 mil hectáreas que van desde Las Heras hasta Luján de Cuyo.

Según se expresó cuando los proyectos ingresaron a la Legislatura, en el mes de mayo, las iniciativas se proponen "definir criterios mínimos obligatorios de ocupación" y "determinar medidas y procedimientos para planificar el desarrollo de zonas aún no ocupadas".

"Es lo mismo que Vicentin. Acá también se quiere expropiar los terrenos que eran de mi abuelo. Fue mi abuelo el que donó el agua que regaba el parque General San Martín y mi abuelo no era millonario. Lo único que tuvo fue ese campo donde hacía queso de cabra y ahí está su tumba", remarcó a MDZ Patricia Girotti quien junto a su hermano posee tierras en el piedemonte de Capital y Las Heras.

Para algunas familias las tierras tienen un valor emocional, mientras que para otros propietarios también encierran fines comerciales. "El desarrollo del piedemonte es algo inevitable. Hay que crecer hacia el piedemonte y no sobre terrenos productivos levantando viñedos", sostuvo Sergio De la Torre, otro ciudadano que está impulsando la creación de la Asociación de Propietarios. "Ponen trabas para urbanizar cuando históricamente Mendoza se ha urbanizado hacia el oeste. En la época de San Martín el piedemonte empezaba en la Alameda", remarcó.

Apasionado por la historia, ha dedicado años a estudiar sobre el desarrollo de la precordillera mendocina y cómo la civilización fue ascendiendo hacia el oeste. "La calle Emilio Civit era un río seco y el primero pozo de absorción se construyó en lo que hoy es la Plaza Independencia", subrayó y dijo que se ha generado miedo alrededor del riesgo aluvional.

Los proyectos se encuentran en plena discusión legislativa y la semana pasada fueron debatidos en las comisiones de Legislación y Asuntos Constitucionales, la de Ambiente y la de Hacienda y Presupuesto. Allí, aparecieron algunas sugerencias por parte de los gobiernos municipales que están sumando aportes al texto de los proyectos. “Debido al espacio del nuestro departamento para el crecimiento, nos preocupa la cota 1150 impuesta en estos proyectos, por sobre las cuales no se podrá edificar. Nosotros hemos planteado desarrollos por arriba de esa cota, ya que no queremos que se utilicen las zonas productivas”, remarcaron desde Luján de Cuyo en torno al punto que establece la ley para regular el desarrollo urbanístico.

La intención de las decenas de propietarios de los terrenos es concretar la creación de la Asociación, para poder tener un lugar en la mesa de discusión e intentar frenar la expropiación de 15 mil hectáreas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?