A casi un año de la expropiación, no hay un plan para Penitentes

A casi un año de la expropiación, no hay un plan para Penitentes

Todavía no existe destino cierto para aquellas 42 hectáreas que fueron declaradas de utilidad pública por la Legislatura provincial. La ministra de Turismo, Mariana Juri, dice que este año no habrá esquí y que no es el momento para tomar decisiones. Hay dos causas judiciales y robos en la zona.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Falta un mes para que se cumpla un año desde que el Gobierno impuso la expropiación de los terrenos de Penitentes, pero todavía no hay un destino cierto para aquellas 42 hectáreas que fueron declaradas de "utilidad pública" por la Legislatura provincial.

El conflicto con los privados que explotaron el predio de alta montaña hasta 2017 generó dos causas judiciales que están abiertas y en el ámbito político no asoma un plan para explotar los terrenos con los que se quedó el Estado mendocino.

Rodolfo Suarez heredó esta expropiación de Alfredo Cornejo. Y cuando llegó la pandemia, la crisis del turismo se volvió tan general e inevitable que los problemas de Penitentes nunca estuvieron en foco.

Adonde estaba el centro de esquí ahora no puede llegar nadie, salvo que conduzca un camión, forme parte de un operativo de repatrio o resida allí. Los terrenos e inmuebles expropiados se observan en estado de abandono y los lugareños cuentan tristes historias de vandalismo y destrucción.

Sobre el final de la gestión de Cornejo, en el ámbito de Emetur se trabajaba en un anteproyecto para convertir Penitentes en un "polo de actividades de montaña", más amplio que la explotación del esquí. Para eso fueron expropiadas las 42 hectáreas.

Pero este plan nunca avanzó y ahora el futuro es más oscuro todavía, porque hay "una crisis mundial del turismo".

 "No hay necesidad de tomar decisiones apresuradas en este momento. En todas las actividades económicas y en el turismo en particular, es al menos imprudente no analizar el nuevo escenario pospandemia, cosa que aún no puede realizarse", argumentó ante la consulta de MDZ la ministra de Turismo y Cultura, Mariana Juri.

Para el corto plazo, Juri se ampara en que "ningún centro de esquí va a abrir este año" por el coronavirus.

En cuanto a los delitos que ocurren en Penitentes, la funcionaria apuesta a que una base operativa de la Policía instalada en la zona alcance para detener el vandalismo. Pero los robos parecen estar a la orden del día y hay quienes sostienen que eso ocurre con total impunidad.

Por ejemplo, hace poco se robaron ocho calefones de la vieja hostería y el ladrón los estaba ofreciendo en internet.

La hostería formaba parte de la concesión que el gobierno de Cornejo evitó prorrogar a la sociedad que la explotaba, que por entonces estaba intervenida por la Justicia, por peleas en el seno de la familia López Frugoni. 

En 2018, las telesillas del centro de esquí fueron clausuradas porque habían estudios técnicos que decían que no estaban en condiciones y por la falta de mantenimiento. El año pasado, el Ejecutivo otorgó un permiso precario para la explotación de Penitentes como parque de nieve que también abrió una polémica.

Por cada acto sobre Penitentes hay un juicio abierto en la Corte provincial. Para empezar, la no prórroga de la antigua concesión de las pistas de esquí originó una acción procesal administrativa que el alto tribunal rechazó.

El abogado de López Frugoni, Alejandro Poquet, dice que ese fallo nunca quedó en firme, ya que se interpuso un recurso extraordinario federal. Sin embargo, la sentencia provincial en contra de la prórroga de la concesión sustentó después el pedido de expropiación que el Gobierno envió a la Legislatura.

A su turno, la ley de expropiación (9175), provocó una nueva denuncia. El abogado de los expropiados interpuso en este caso una acción de inconstitucionalidad en la Corte. Según dijeron a MDZ fuentes de tribunales, esa demanda "no está en agenda para resolver"

Como argumentos en contra de la expropiación, Poquet sostuvo que las fracciones declaradas de utilidad pública eran "independientes del esquí o cualquier otro deporte de montaña" y por lo tanto, no eran necesarias para nuevos emprendimientos. Y consideró "confiscatorios" los términos de la ley 9175, que autorizan al Estado a compensar los créditos que tenía con los expropiados con las indemnizaciones que debería abonarles por los terrenos.

La al menos desprolija explotación comercial que hubo de la hostería de Penitentes y otros servicios en 2019, así como la intervención del subsecretario de Justicia Marcelo D'Agostino y otros funcionarios, también generaron polémicas y críticas en la Legislatura.

Para algunos residentes de esta zona de la montaña, la expropiación que cerró la historia en Penitentes fue un "capricho" que no mejorará las cosas. Y el panorama que tienen a la vista tal vez justifica su falta de esperanzas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?