Ahora el oficialismo presenta su proyecto para eliminar las escuchas judiciales sin elementos de prueba

Ahora el oficialismo presenta su proyecto para eliminar las escuchas judiciales sin elementos de prueba

Para el autor de la normativa, Eduardo Valdés, la iniciativa "es un golpe directo al corazón de cloaca de la democracia". Se apunta a que no quede respaldo informático ni almacenamiento del material que no sea relevante desde el punto de vista penal.

MDZ Política

MDZ Política

La investigación por el espionaje durante la gestión del macrismo está generando innumerables ecos. Uno de ellos es que el oficialismo, a través del diputado nacional Eduardo Valdés, presentó hoy un proyecto de ley para modificar el Código Procesal Penal y obligar la eliminación de escuchas de conversaciones privadas realizadas en investigaciones judiciales que no contengan elementos concretos y explícitos de prueba.

Esta iniciativa dispone que no debe quedar respaldo informático ni almacenamiento del material y establece que jueces y fiscales deberán ordenar la inmediata eliminación de las conversaciones interceptadas sin relevancia penal ni vinculación con el delito investigado, sin posibilidad de dejar copias ni registro alguno.

Eduardo Valdés, diputado nacional por el Frente de Todos.

"Queremos impedir que se repitan filtraciones de conversaciones privadas que no prueban ningún delito y luego son difundidas por los medios con el solo fin de extorsionar o dañar la imagen pública de determinados referentes políticos, sindicales y empresariales", argumentó Valdés.

El proyecto "es un golpe directo al corazón de cloaca de la democracia", dice su autor, y  busca "resguardar el derecho humano a la privacidad, que tiene jerarquía constitucional y es sistemáticamente violentado por la grabación y difusión de conversaciones sucedidas en la intimidad". 

"El objetivo es cortar uno de los eslabones principales de la cadena del lawfare, que es el espionaje y filtración de comunicaciones con fines políticos", sintetizó el legislador.

En caso de aprobarse el proyecto, los medios ya no podrán difundir esas escuchas invocando su legalidad bajo el amparo de haber sido ordenadas por un juez, ya que, al no probar delito, debieron ser destruidas y, por ende, una eventual circulación sería indudablemente ilegal. 

El diputado del Frente de Todos considera que con esta iniciativa se busca "cerrar uno de los resquicios que posibilitan la vulneración del derecho a la intimidad. La cloaca es transversal y nos hace daño a todos y todas como sociedad democrática".

"No tengo ninguna duda de que quien mandaba a espiar en 2009 y después como presidente se llama Mauricio Macri. La diferencia es que ahora está la prueba en los celulares. Es la evidencia que encontró el juez Villena le allanó los domicilios a todos estos agentes que ejecutaban las órdenes que le daban de arriba", disparó Valdés.

Según el diputado nacional, "Macri mandó a espiar a Diego Santilli, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Cristina Fernández de Kirchner y el Instituto Paria. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?