Cuasimoneda: el "fantasma" que se acerca por la asfixia financiera

Cuasimoneda: el "fantasma" que se acerca por la asfixia financiera

Varios intendentes ya reconocen que emitir un bono provincial es una opción cada vez más tangible. En el Gobierno son precavidos, pero no lo descartan. La Nación sigue discriminando a Mendoza.

Nicolás Attias

Nicolás Attias

Esta semana hubo varios intendentes que dijeron al aire, en MDZ Radio, que emitir una cuasimoneda es una opción que suena cada vez más fuerte para que el Estado mendocino tenga un mecanismo de financiamiento. Algunos aseguran, incluso, que es inminente.

En el Gobierno no descartan ese camino, pero aclaran que es el último recurso. Antes, hay dos vías de financiamiento que cada vez se cierran más. Y ambas dependen de la Nación. Si no hay asistencia seria de la Nación, el “autofinanciamiento” con un bono provincial podría ser la herramienta a usar. Incluso hay quienes sugirieron durante la semana que el Gobierno Nacional está buscando asfixiar a la provincia con alguna intencionalidad política.

En medio de una estrepitosa caída de la recaudación y un clima político tenso entre Mendoza y Nación son pocas, sino casi nulas, las opciones que quedan para hacer frente a los compromisos de la provincia. Ni bien comenzó la cuarentena obligatoria, desde Casa Rosada se anunciaron dos vías de ayuda a las provincias. Una, a través de Aportes del Tesoro. Son fondos no reembolsables que al Ministerio del Interior tiene para emergencias. En total se distribuirían 60 mil millones de pesos por esa vía. A Mendoza llegaron solo 1250 millones de pesos. El otro programa es el de créditos blandos del Banco Nación. Allí habría otros 60 mil millones de pesos. Mendoza pidió 5200 millones. Pero no llegó nada. Mientras, en el resto de las provincias ocurre lo contrario. Por eso el ahogo se siente cada vez más.

El retorno

Mendoza emitió un bono en 2002. Fue el Petrom; una cuasimoneda que tenía un fuerte respaldo, pues estaba garantizada con regalías petroleras. Ahora el contexto es distinto. En el Gobierno no quieren profundizar, pero hay quienes dicen que hasta se habría encargado el diseño del nuevo bono por si hay que salir rápido a emitir. Otros afirman que Rodolfo Suarez no quiere ser el primer gobernador en inclinarse por esta opción por dos motivos no menores.

 

El primer motivo va atado a la necesidad que tiene Mendoza de que la nación baje los fondos de ayuda en esta crisis, pero al parecer está última en la lista. Según informan distintas fuentes cercanas al Gobernador, la sensación es que si Mendoza comienza a esbozar la idea de la cuasimoneda al mismo tiempo se van a esfumar las chances de cualquier tipo de ayuda de la Nación. Recordemos que el Gobierno nacional otorgó este martes una ayuda económica con créditos preferenciales a las provincias de Santa Cruz, Misiones, Córdoba y Santa Fe, en el marco del Programa para la Emergencia Financiera Provincial y a esto se suman otras provincias como Chubut, Neuquén, Chaco y Tucumán que ya se beneficiaron con los créditos preferenciales para paliar los efectos económicos de la pandemia. 

Aunque, Silvina Batakis desde el Ministerio del Interior le dijo a Mendoza que los fondos a las provincias se distribuyen “sin discriminación”.

El segundo motivo al parecer sería no ser los primeros, para de esta manera no exponer la situación financiera que tiene la provincia y darle argumentos a la oposición y al kirchnerismo para cuestionar a Suarez y al propio Alfredo Cornejo como antecesor en el Gobierno. Pero si tener todo listo para en cuando otra provincia recurra a la cuasimoneda, tal vez hasta una provincia gobernada por el PJ, hacerlo casi en simultáneo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?