Deuda: Alberto Fernández busca una salida a la negociación

Deuda: Alberto Fernández busca una salida a la negociación

"Argentina debe dejar esta triste manía de tomar deuda que después no puede cumplir. En eso estoy empeñado", ratificó el mandatario esta mañana en un reportaje en radio Nacional.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que tiene "confianza de que podamos encontrar un punto de acuerdo con los acreedores", en el marco de la renegociación de la deuda emitida bajo legislación extranjera, y dijo que hay que "ser cautos y cuidadosos" en ese sentido.

"Argentina debe dejar esta triste manía de tomar deuda que después no puede cumplir. En eso estoy empeñado", ratificó el mandatario esta mañana en un reportaje en radio Nacional.

Fernández recibió llamadas telefónicas de los principales fondos de inversión de Wall Street y decidió abrir una nueva ventana de negociación para lograr un acuerdo que permita evitar un juicio multimillonario por default contra la Argentina, revelaron voceros de los acreedores privados que dialogaron con el Presidente en Olivos a Infobae.

En este contexto, Fernández le ordenó a Martín Guzmán que inicie una nueva ronda de conversaciones con los bonistas para encontrar una solución que pueda satisfacer los intereses de ambas partes. La estrategia del Gobierno consiste en mantener 49,90 dólares del Valor Presente Neto (VPN) de los bonos a canjear, y permitir a los acreedores privados que presenten alternativas financieras que contribuyan a preservar sus propios intereses económicos.

"Nos vamos a volver a levantar, vamos a encontrar un acuerdo y espero que la próxima vez me toque estar en el gobierno sea sin default", señaló Fernández.

En este sentido, añadió que "la Argentina debe dejar esta triste manía de tomar deuda que después no puede cumplir. Quiero resolver el problema de la Argentina, no de mi Gobierno".

"Seré una página en la historia de la Argentina, sólo una página. El endeudamiento que tenemos es de una enorme irresponsabilidad. Pero nos vamos a volver a levantar, vamos a encontrar un acuerdo y espero que la próxima vez me toque estar en el Gobierno sea sin default", remarcó.

El primer mandatario recordó que cuando "cuando llegamos el 10 de diciembre la Argentina estaba en default. Y desde que llegamos cumplimos con las obligaciones y planteamos a los acreedores una renegociación seria".

"Avanzamos, a los tirones, es una negociación que no es fácil. En 2005, cuando renegociamos la deuda anunciamos la oferta en enero y la negociación terminó en diciembre. Hay que ser un poco más cautos, cuidadosos y seguir trabajando porque lo que necesitamos es que la Argentina no siga siendo vista en el mundo como un país que no cumple con sus obligaciones", concluyó el Presidente.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?