Por qué siguen el riesgo muchas petroleras en Mendoza

Por qué siguen el riesgo muchas petroleras en Mendoza

El Presidente de YPF anunció que no comprarán más petróleo a las empresas chicas por la falta de demanda, mientras que el Estado mendocino exigía lo contrario. Peligran inversiones.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Hace apenas un año hubiera parecido insólito: en Mendoza hay un conflicto por el petróleo, pero por el petróleo que sobra. El problema es que detrás de esa tensión están en riesgo empresas y puestos de trabajo. La crisis del sector se profundizó por los efectos de la cuarentena y la abrupta caída de la demanda de combustibles. Y ahora las empresas petroleras que operan en Mendoza no tienen a quién venderle: YPF no les compra y esa situación no va a cambiar, por lo que están en riesgo. 

Ayer el Gobierno puso en marcha el precio artificial del petróleo. Como anticipó MDZ, esa medida beneficiará a las provincias porque ahora se liquidarán las regalías a 45 dólares y no al precio internacional (que llegó a estar abajo de 20 dólares), pero no alcanza para rescatar a la cadena de producción.

YPF le cerró el grifo de entrada a todas las petroleras externas y solo consume el crudo que produce ella misma. Con la posición dominante que tiene y en plena baja de consumo, le alcanza. El problema es que las empresas que eran proveedoras se quedaron con el petróleo acumulado, cerraron pozos y tienen en riesgo la actividad. 

El Gobierno de Mendoza envió una carta a YPF "instando" a que vuelva a comprarle a las empresas chicas. "Conminar a YPF SA, en el término de 72 horas desde la notificación de la presente Decisión Administrativa, a buscar un acuerdo con las demás operadoras de la Provincia de Mendoza, que tenga por objeto prorratear entre todos los productores del mercado de petróleo crudo de la refinería de Lujan de Cuyo", dice la Decisión Administrativa. En la petrolera piensan otra cosa.

Ayer el presidente de la petrolera estatal, Guillermo Nielsen, ratificó que la empresa no volverá a comprarle a las otras petroleras porque tiene stock propio. Incluso hubo una paradoja: uno de los impedimentos es que si lo hace, debe pagar por el petróleo al "precio criollo" o artificial, un costo "muy alto" para la empresa. "Si comprás crudo a terceros tenés que pagarlo a 45 dólares el barril y es un cambio importante, pero nosotros tenemos más petróleo acopiado que el que vendemos y por eso YPF no va a comprar petróleo a terceros muy posiblemente hasta fin de año", aseguró Nielsen, según cita el Diario de Río Negro. 

Nielsen quedó con su poder limado en YPF, pero sigue siendo la principal autoridad. Sus palabras golpean fuerte en la industria. Entre el público que escuchó esa ponencia (realizada en la Conferencia Energética organizada por el Institute of the Americas) estaba también el mendocino José Luis Manzano, uno de los accionistas de Petrolera El Trébol, empresa que ha cerrado sus pozos por la falta de demanda. 

Tensiones

Lo que ocurre con El Trébol es emblemático. No por el volumen de petróleo que maneja esa empresa, sino por el valor simbólico que tiene. Es la firma que comenzó en Mendoza con la explotación de la porción local de "Vaca Muerta", realizando fractura hidráulica en el área Puesto Rojas. Desde hace un  mes los pozos del área fueron cerrados, tras la decisión de YPF de no comprarle más petróleo por no tener dónde guardarlo. Esa empresa anunció que "recalculará" todos sus planes de inversión porque además tiene obligaciones a pagar. La empresa comunicó oficialmente que "continúa enfocada en reducir sus programas de inversiones de capital y otros costos". Allí hay otros conflictos en puerta. Es que YPF y El Trébol tienen también otra forma de relaciones. Son socios, por ejemplo, en el área Chachahuen, donde la petrolera estatal es el operador. 

Hasta enero de este año la producción de petróleo crudo en Mendoza era de unos 320.724 m3, unos 10.346 m3 diarios. El 65% lo produce YPF SA, 23% lo produce Pluspetrol SA y el resto se reparte en 11 empresas chicas. La refinería puede procesar hasta  16.700m3 de crudo por día. Con esa cuenta en el Gobierno dicen que hay capacidad de recepción de petróleo. Claro, la respuesta del otro lado es sencilla: el volumen de petróleo acumulado es grande y la con la baja demanda que hay a YPF le alcanza con su propia producción. 

La "guerra" por el petróleo que sobra seguramente tendrá una pata política importante, como ha ocurrido  hasta ahora. Mendoza tiene una representación testimonial en el Directorio, silla que hoy ocupa Martín Kerchner. Celso Jaque es el otro mendocino sentado en la mesa de conducción, aunque su llegada tuvo que ver mucho más con los acuerdos políticos que con el expertise y posibilidad de lobby local.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?