Los alumnos en Mendoza serán evaluados, pero la nota no contará

Los alumnos en Mendoza serán evaluados, pero la nota no contará

La Dirección General de Escuelas emitirá una resolución a través de la cual se evaluará el nivel de aprendizaje a través del método de educación a distancia, aunque esa nota que saquen los alumnos no será computada en el promedio de fin de año. La medida, podría generar controversia con la Nación.

Marcelo Arce

Marcelo Arce

En este proceso tan particular que están atravesando con el mecanismo de educación a distancia en este ciclo educativo, los alumnos en las escuelas mendocinas de todos los niveles serán evaluados aunque la nota que sacarán para determinar cuánto están aprendido no será computada.

Así está a punto de resolverlo la Dirección General de Escuelas a través de una resolución que se conocerá muy probablemente el viernes y que viene a zanjar una diferencia que las autoridades educativas mendocinas mantienen con las nacionales que podría convertirse en un punto de conflicto.

De esta manera, independientemente de que los chicos no han asistido a las aulas desde la última semana de marzo, la DGE implementará un sistema de evaluación para el primer trimestre de la escuela primaria y para el primer cuatrimestre de la escuela secundaria, que les permitirá establecer algún parámetro acerca del nivel de aprendizaje y cuáles son las falencias.

Aunque la evaluación se realizará, esto ya está decidido, la nota que obtenga el alumno correspondiente a ese período no será de acreditación, es decir, no será computada para el promedio de fin de año. Pero sí será utilizada no solo como forma de darle una devolución a los estudiantes sino que, fundamente, servirá para que la DGE sepa dónde está parada luego de que el mecanismo se aplicara de una forma tan inédita como intempestiva.

Las dudas en cuanto a si los alumnos iban a ser evaluados o no surgieron hace algunos días, cuando el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, primero en una reunión del Consejo Federal de Educación y luego a través de declaraciones periodísticas, expresó que “no es el momento de evaluar en términos tradicionales para poner una calificación” y siguió en cierta forma el concepto que, desde hace mucho tiempo, sostiene la segunda en su cartera, Adriana Puiggrós, muy crítica de los sistemas evaluatorios en general.

Nicolás Trotta.

Trotta sostuvo que este “no es un momento de evaluar, es un momento de aprender” y sostuvo asimismo que la “evaluación va a ser cuando volvamos a la escuela. Y no necesariamente lo que se hizo todas estas semanas o en estos meses que no se puede ir a clases. Tenemos que tener la garantía de que cada uno de ustedes pueda potenciar los aprendizajes”.

A las autoridades educativas nacionales las asiste un argumento: la educación a distancia, por los problemas estructurales de la Argentina, no está llegando de la misma manera a todos los hogares y evaluar el rendimiento escolar hasta aquí en los sectores más desprotegidos podría profundizar la desigualdad. O en términos del propio ministro de Educación: "Cada pequeña realidad reconfigura la posibilidad de aprendizaje a la distancia. No es lo mismo lo que sucede en cada hogar al abordaje que puede realizar el docente en el aula para intentar traspasar las desigualdades".

Sin embargo esa mirada no es la del director de la DGE José Thomas para aplicar en Mendoza, quien además es contrario a los concepción de Puiggrós acerca de la inconveniencia de las evaluaciones en términos generales. Para el gobierno escolar provincial en este caso, como consecuencia de que los chicos no están concurriendo a las aulas producto de la pandemia, no hay que acreditar. Pero sí hay que ponerle valores a lo que están aprendiendo y darles una devolución.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?