Nieri: "El mes de mayo va a ser mucho más complejo"

Nieri: "El mes de mayo va a ser mucho más complejo"

El ministro de Hacienda Lisandro Nieri habló de todo en una entrevista en vivo. Las cuentas provinciales, la relación con la Nación y el futuro de la producción.

MDZ Política

MDZ Política

El Ministro de Hacienda y Finanzas de la provincia participó de una entrevista abierta a través de Instragram en el marco de MendozAprende, en el marco del impacto de la pandemia de Covid-19 en el sector productivo de Mendoza.

Nieri explicó cuál es la situación real de la Provincia y respondió sobre las demandas del sector privado y cuáles son las perspectivas a futuro.

-¿Cómo fue para vos el impacto de esta crisis, cuáles fueron tus primeras reacciones como Ministro?

-Es un suceso realmente insólito y si bien las responsabilidades en la administración de la provincia son muy grandes, no hay duda que es un desafío enorme para todos, en nuestras casas, en nuestras pymes. Es una situación sin precedentes. Tenemos la crisis del 2001, quienes lo recuerdan, antes tuvimos 3 años de caída de la economía. Está la crisis financiera del 2008. Pero esto no tiene precedentes: un 60% del mundo en paro. El camino es trabajando en el día y día e intentar sortear el momento lo mejor que se pueda. Estamos haciendo historia, por lo tanto es impredecible. Por mencionar un ejemplo, el petróleo no sólo un día valió poco sino que en EEUU el productor tuvo que pagar para que se lo llevaran, nunca pasó algo así.

-¿Se puede pensar en el mediano plazo o aún estamos en la fase de una situación que solo se puede evaluar día a día?

Lo tenemos dividido. A mí me toca hoy si un día a día; realmente creemos que el mes de mayo va a ser mucho más complejo que abril. Es una economía que se paró, hoy no tenemos un solo turista en nuestros hoteles. Nuestros recursos se desplomaron a la vez que los gastos son muy poco sensibles a la baja. Es más, tienden a subir. El gasto en salud es al que más debemos prestarle atención, comprar insumos para hospitales, test, respiradores equipos de rayos. También está la demanda de gasto social que crece día a día. Hemos tenido que llevar las escuelas a los hogares lo que incrementa costos: procurar medios para conectar a los chicos que no disponen de conexión así como continuar con las meriendas en los hogares que se encarece por la logística y porque se trata de toda la familia. Luego está el gasto económico que tenemos que palear este momento y es solo palear porque nada va a reemplazar a la actividad económica.

-¿Va a demorar la salida?

-Me toca hoy estar en el día a día, pero hay un equipo pensando en la segunda parte para que cuando empecemos salir en este proceso que va a ser muy lento podamos tener algún trampolín para hacerlo mas rápido. La situación es crítica, si repasamos cada sector está muy afectado, el turismo vemos claramente que tiene serias dificultades y va a faltar mucho para que reactive. La situación sanitaria en Mendoza ha evolucionado de manera muy satisfactoria pero no por eso tenemos que dejar de hacer esfuerzos sociales y sanitarios. Todo en el contexto de un país y un mundo paralizados, aún cuando ahora estamos liberando un poco algunas actividades en algunos departamentos. El turismo, por ejemplo, no va reactivarse en lo inmediato. El poder adquisitivo también se va a ver muy dañado por la pandemia como efecto adicional a lo que ya nos pasaba porque ya teníamos un país con muchísimas dificultades.  

-El turismo está parado, el petróleo también tiene problemas. ¿Con qué vamos a suplir esto, tenemos recursos propios o dependemos absolutamente de Nación?

-Nuestra Provincia había logrado resolver sus cuentas y tenía la certeza de funcionar sin tener que pedir un solo peso restado y esto era una regla de oro, el objetivo era nunca más tener que tomar un peso de deuda para funcionar. Teníamos el gasto de funcionamiento solucionado y la parte de inversión pública proyectada con un nivel de inversión algo más chica de la que pretendíamos ya que la oposición no estuvo de acuerdo a tomar deuda para inversión.   

Sucede ahora algo imprevisto, una economía totalmente paralizado y altera absolutamente nuestros planes y esta regla que no pedir prestado se podrá eventualmente interrumpir ante una emergencia, lo que a su vez fue la voluntad del legislador cuando la ley de administración financiera lo permite. Estamos saliendo a buscar fondos frescos para intentar sortear esto.  

-¿Cómo van a afrontar la deuda y los sueldos de los estatales?

-Mendoza tiene una excelente historia de cumplir y honrar sus obligaciones y ahora estamos saliendo a reverlos contando lo que nos pasa, que tenemos una economía que no crece de mayo 2018 a lo que se le suma algo absolutamente extraordinario que es la pandemia. Respecto a sueldos, lo que yo he referido es que actualmente no hay deuda sobre sueldos y de lo que no podemos dar certeza, con este nivel de caída y según la asistencia que venga llegando de lo comprometido con Nación, es de lo que va a pasar en mayo y solo hablo del pago en término, o sea la fecha de pago.  

-Concretamente sobre los sueldos de mayo

-Para mayo no podemos dar la certeza. Si yo pregunto cómo va a seguir desde el 10 de mayo la cuarentena, no lo sabemos. Entonces no tenemos hoy todos los elementos para programar cómo vamos a estar a fines de mayo. Sí sabemos que estamos en una situación delicada.

-Otros comentarios de nuestros seguidores tiene que ver con la situación actual y la idea de orden de las cuentas que se tenía

-En el 2015 se tomo una provincia con una deuda fenomenal a proveedores, con sueldos impagos a la administración pública y no estábamos en una pandemia, sino que nuestra provincia estaba desordenada. Luego el orden de nuestra provincia fue tal que se pudieron hacer inversiones en un contexto de caída de la actividad económica nacional que desde abril del año pasado estamos sufriendo dadas las devaluaciones continuas. Hoy frente a la pandemia tenemos preparada a la provincia con una inversión hospitalaria muy grande, por su puesto quizás no suficiente para una pandemia, pero estamos mucho mejor que lo estábamos hace cinco años. Ahora qué orden puede resistir una situación como la de hoy, que es un parate absoluto.

Creo que debemos tener presente además que hay un gran sector de la economía que está en negro, que trabaja al día y que hoy está generando cero ingresos, en este contexto todos quienes cobramos un salario somos afortunados.

En sectores como el de hidrocarburos los trabajadores están aceptado quitas del 50% de los salarios, la CGT aprobó para las suspensiones una quita de casi el 25 %. Es una crisis fenomenal e impredecible, por eso no puedo dar precisiones de cómo sigue, cuánto dura, si la profundidad de la caída que es absoluta. Venimos con tareas bien hechas con esfuerzo de toda la sociedad y esperemos que desde lo sanitario sigamos cumpliendo con las metas, por que sin dudas desde lo económico el daño que genera es gigantesco.

-Enfocándonos en el sector productivo. Muchos sectores no se han sentido contenidos por las medidas de ayuda, sobre todo nacionales. ¿Cuál es tu opinión de esto?

-Creo que de ninguna manera se puede suplir a la actividad económica, está claro que lo sanitario es importantísimo y hay que tomar acciones. Pero a mi criterio considero que no se puede plantear una disyuntiva salud o economía, las consecuencias de una mala situación económica también van a tener sus efectos en materia de salud. Tenemos que intentar balancear y llevar las dos cosas juntas. Si alguien esperaba que se podía no tener actividad y que las empresas no tengan problemas y puedan pagar sueldo es una ficción.

Hay medidas que tienen buenas intenciones, pero operativamente complicadas. Los bancos hoy no están preparados para atender a todas las empresas del país. Por otro lado hay empresas que no tienen todos sus papeles al día, con empleados licenciados por la pandemia, no está el colegio de contadores funcionando para firmar balances ni la Dirección de Personas Jurídicas.

La caída total de la actividad económica es imposible suplirla y menos todavía en un país como Argentina que tiene dificultad de acceso al crédito; cuando estalló la pandemia los fondos del mundo globalizado que migran lo primero que hicieron fue salirse de los países emergentes, el país se queda con menos crédito y no puede pretenderse que todo siga igual. En este contexto solo se puede procurar algo de asistencia y si bien ha habido varias medidas a nivel nacional llegan con diferimiento o déficit a la gente.

-¿Cómo evalúas a Guzmán, en el rumbo que esta tomando, en la negociación de la deuda?  

-Desde antes de la crisis la sustentabilidad de la deuda Argentina fue uno de los ítems más importantes para atacar desde lo económico. Afortunadamente se empezó distinto al 2001 no se celebra la cesación de pagos en el país; respecto a la oferta presentada por Argentina considero que no es mala, creo que es una oferta seria, un reflejo de eso es que dos días después que Guzmán anunciaba la reestructuración los bonos subieron en valor. Es una negociación dura obviamente, agresiva para los bonistas quienes cobrarían recién a partir del 2023. Creo que hay posibilidades de trabajarla  y margen para mejorar esa propuesta y podría lograrse un resultado. Otro punto es que los acreedores le piden a Argentina que presente su plan económico y Argentina pretende primero renegociar y luego mostrar su plan, y conociendo a los acreedores que les gusta saber los números para tomar decisiones, pero bueno esa es una estrategia del Gobierno Nacional.

-¿Es importante acordar?

-Lo fundamental es que nuestro país no entre en un estado de cesación de pagos. Ya vivimos esa experiencia que nos costó hasta el año 2016 en que se renegoció la deuda que Argentina estuviera en cesación de pagos. Acá no hablamos solo del financiamiento de Argentina, sino de las provincias y del sector productivo, el mercado crediticio argentino es muy chico. Guzmán sostiene que no hay que endeudarse en dólares y yo si tuviera las opciones también lo acepto, pero el peso lamentablemente esta perdiendo valor día a día por eso nadie presta en pesos. Primero hay que trabajar en fortalecer nuestra moneda, que tengamos efectivamente una moneda, así la generación de un mercado crediticio en pesos viene sola, pero no se puede crear a través del enunciado de una consiga de no tomar deuda en dolores.

-¿Cómo afecta la suba del dólar?

-Respecto al dólar, nuestro peso pierde valor día a día y el reflejo esta en los distintos tipos de dólar que tenemos. El aumento del dólar, que sucede cuando hay una situación complicada a nivel mundial, es marginal en comparación con el euro, el problema nuestro es no que el dólar sube sino que baja nuestro peso.

En cuanto a la emisión, en nuestro país no tenemos fondos anti cíclicos ni capacidad genuina de financiamiento, por eso es la manera de financiar los programas de ayuda que se están generando, y esto desvaloriza obviamente la moneda y sin dudas tendrá efecto sobre la inflación que hoy a lo sumo puede dilatarse en el tiempo y eso ya es bastante. El panorama es complejo por eso es imposible salir sin esfuerzo y acá el desafío es que el esfuerzo sea compartido no puede un sector hacer más esfuerzo a costa de otro, todos los sectores tenemos que estar aportando algo en esa situación de crisis.

-¿Cómo evalúas la reacción de los gremios con quienes ustedes deban sentarse a conversar sobre la situación salarial en el contexto de la crisis?

-Habíamos iniciado una negociación por y razones obvias esto ha quedado suspendidas. Los recursos escasos los estamos direccionando a salud, la semana pasada hicimos una compra de $1400 millones y ahora estamos con otra compra grande de insumos. A nivel privado está habiendo una reacción de los gremios con aceptación de cooperar con este esfuerzo y claramente retomaremos las negociaciones en su momento para trabajar como lo hemos hecho siempre. Hemos trabajado mucho en disminuir la planta de personal y esto pone en valor al trabajo del buen empelado público porque el daño al sueldo se hizo contratando de manera innecesaria a un montón de gente; nuestro camino para lograr una planta optima es no realizar un nuevo contrato por cada jubilación, de esta manera haciendo una planta eficiente va a ser mejor retribuido el empleado.

-Los empresarios plantean formar un Consejo Asesor, integrado por miembros del sector público y privado. ¿Cuál es tu opinión?

-Con todas las cámaras empresarias tengo mucho diálogo y contacto en forma permanente; el gobernador lo dijo en campaña y lo reiteró recientemente esto de darle una forma de consejo, por ahí la crisis apura la creación, lo cual es una decisión obvio del gobernador, creo que puede ser muy positivo en la crisis y luego de la crisis seguir participando

-Dos temas recurrentes son la presión fiscal y la necesidad de un ajuste en el Estado ¿Cuál es tu opinión?

-El costo argentino es grandísimo por la presión fiscal elevada y grandes costos laborales, logísticos y financieros. Son fundamentales el empresario y el emprendedor, sin ellos no hay economía dinámica y que funcione. Aquí operan cuestiones ideológicas que son complejas. Hay sectores que hablan mal del empresario, yo estoy convencido que una economía desarrollada es una economía con empresas y sistema financiero; es mucho mas fácil hablar mal del empresario y del sistema financiero. Es fundamental resolver si queremos empresas o vamos a administrar miseria; el Estado recauda  en base a la actividad económica y sin empresa no hay actividad económica. Me parece que ese es un punto fundamental y no es algo que esté resuelto en nuestro país aún

-¿Se puede hacer algo con la presión impositiva?

-La presión impositiva es alta y de mala calidad, concentrada en impuestos distorsivos como es Ingresos Brutos, sí creo que no tenemos que confundir un momento como el actual para encarar una reforma tributaria. De hecho nosotros en 2017 hemos encarado un proceso de reducción de impuestos, pero para que sea real y pueda permanecer en el  tiempo para llevar a una provincia al menos a valores de alícuotas de ingreso brutos como las que supimos tener en 2010. Desde el 2011 la presión positiva de nuestra provincia se duplicó. Pero para que eso pueda ser consistente hay que trabajar en la eficiencia del gasto.

Hemos trabajado mucho en estos últimos cuatro años en la eficiencia del gasto y sin dudas podemos seguir trabajando más. Sí necesitamos tener presentes los servicios que, ante situaciones de crisis casi instaladas en nuestro país, van creciendo en materia social, salud, educación. Somos un país que presta mucho servicio público por eso deben trabajarse las dos variables.

-¿Hay en carpeta obra pública para poner en marcha?

-La obra pública es importantísima no solo porque una vez realizada nos queda la ruta, el hospital, el dique con la energía, sino que durante la etapa de la obra genera mucho empleo y en este contexto donde incluso de la obra privada se resiente por la crisis del país es fundamental mantener un ritmo de obra pública importante. Es uno de los motores para al menos atenuar los efectos recesivos que esta pandemia nos va a dejar

Portezuelo del viento es una de las obras mas importante en nuestro país, afortunadamente hoy se giró de Nación la tercera cuota y tenemos ya en un fideicomiso, con certeza que esos dólares no se tocan sino es para realizar esta obra. Esta es una gran obra que la licitación está largada, estamos esperando para junio las presentaciones de las empresas que quieran participar, estamos priorizando propuestas locales. Es importante lo que va a generar en empleo directo e indirecto, durante la ejecución de la obra, y luego la energía que se va a generar para Argentina, el sistema eléctrico argentino está interconectado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?