Imputaron al médico de Malargüe que rompió protocolos para ver a su padre

Imputaron al médico de Malargüe que rompió protocolos para ver a su padre

El hombre puede ser reprimido con prisión por violar medidas introducidas para impedir la propagación de una epidemia. Además, enfrenta acusaciones por incumplimiento de funcionario público, ya que trabaja en OSEP.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Cuando se conoció el diagnóstico positivo de primer caso de Covid-19 en Malargüe, un hombre de 85 años; se les hicieron estudios a su hijo -que es médico- y a la madre de éste y esposa del infectado. La mujer, de 84 años, dio positivo en el test, quedando también internada, en tanto que el médico resultó con resultado negativo.

Se supo además que el matrimonio infectado volvió de Chile recientemente, tras haber estado en el país trasandino con personas que habían estado en Italia. Cuando regresaron a Malargüe no guardaron cuarentena, y tampoco lo hizo su hijo. 

Según se dio a conocer a la prensa, la justicia abrió una investigación sobre la conducta de este profesional de la salud, pues le hombre habría roto los protocolos establecidos al haber ingresado al hospital para ver a su padre. Se trata de un médico que trabaja en la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP), y desde allí se habría dado el alerta sobre la actitud y decisión tomada por el hombre en cuestión.

Las últimas informaciones que publica el portal digital Malargüe a Diario indican que el juez ordenó un nuevo estudio al médico. Además se comunicó que el profesional fue imputado esta mañana de sábado. La acusación que pesa sobre él es, en principio, la de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Además, su conducta cae sobre el tipo de acción penada en el artículo 205 del Código Penal, que establece que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia.”

OSEP toma medidas

Para seguir prestando servicios a los afiliados, desde el próximo lunes, 13 de abril, la obra social habilitará el edificio de calle Uriburu 233 de la ciudad de Malargüe que funcionará con personal de San Rafael.

Se trata de cuatro  administrativos que vajarán para atender para planes especiales y reintegros. Estos trámites serán confeccionados por profesionales en San Rafael. También en el lugar prestarán servicios un enfermero y un odontólogo, para urgencias.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?