Cornejo se metió en la polémica por el futuro de la Coviar

Cornejo se metió en la polémica por el futuro de la Coviar

El diputado nacional se mostró muy crítico con las actuales autoridades de la Corporación Vitivinícola. Aseguró que la Coviar debe reformularse y puso la lupa sobre el sistema de financiamiento sobre el cual se sostiene. Aclaró que no debe desaparecer y le atribuyó logros y fracasos.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

La Corporación Vitivinícola Argentina atraviesa un momento bisagra. El Plan Estratégico 2020 ha llegado a su fin y distintos actores del sector piden que se revea el funcionamiento de Coviar e incluso su existencia. En ese marco, el exgobernador Alfredo Cornejo salió a cuestionar a las actuales autoridades del organismo y sostuvo que es hora de que la Coviar se reformule. "Yo no creo que deba desaparecer pero si debe reformularse. Sobre todo su sistema de financiamiento", aseguró el diputado nacional luego del tradicional desayuno.

Por un lado, cuestionó directamente la politización de la Coviar y apuntó directamente contra el presidente del organismo José Zuccardi. "Me llama la atención el papel de Zuccardi y de Leotta (Ángel). "Cuando los gobiernos son no peronistas en los desayunos son extremadamente críticos y cuando los gobiernos son peronistas son una lágrima en los reclamos . No le pidieron nada al gobierno nacional. Nada. Pusieron todo el énfasis en sus problemas internos con otros sectores de la vitivinicultura en vez de poner en agenda temas importantes", cuestionó.

"Los interpelo ante la opinión pública porque se los he dicho en privado. Ellos mismos tienen la responsabilidad de politizar la Coviar con estas actitudes tan mezquinas", adhirió.

Pero más allá de eso, se metió de lleno en la pelea y dio su veredicto sobre la situación. "La Coviar es un instrumento bueno del estado y no hay que irse a los extremos. Ha tenido resultados pero no ha alcanzado las metas que se proponía", esgrimió. En este sentido sostuvo que es momento de actualizar la ley que le da origen a la corporación y poner la lupa en el sistema de financiamiento que la sustenta.

"El Estado -los mendocinos-con sus impuestos hemos estado financiando un organismo semipúblico con parte de financiamiento privado pero alto financiamiento público por subsidios e impuestos. Se debe revisar el gasto", manifestó Cornejo en conferencia de prensa. Se trata de uno de los puntos neurálgicos de la discusión, ya que desde el sector privado hay bodegas que también se quejan de los aportes que están obligados a realizar a un organismo con el que no se sienten representados.

"Es interesante mucho de lo que se ha logrado. No es un fracaso. Hay que ver el contexto. La industria vitivinícola ha tenido avances dentro de un contexto cambiante. Pero es cierto que tiene fracasos en aumentar exportaciones, en promoción publicitaria, etc", subrayó.

"Hay que modificar el plan estratégico y adecuarlo a los nuevos contextos. Hay una oportunidad enorme para los vinos que ya tienen marca. Hemos avanzado, no hay que bajar los brazos, pero hay que avanzar con estrategia", sostuvo el diputado nacional y puso como ejemplo el error de los últimos años de apostar con publicidad para el mercado interno cuando en realidad el camino es aumentar las exportaciones.

"Se dice que está cayendo el consumo interno y hay que apostar afuera, pero la publicidad va para el consumo interno. Publicidades exitosas en los concursos publicitarios, pero que no tienen impacto en el aumento del consumo. Los recursos de la Coviar son altos y si bien no todo lo que dicen los que reclaman es cierto, en parte tienen razón", finalizó.

En las últimas semanas distintos actores del sector vitivinícola han salido a expresarse en contra del actual modelo de la Coviar y piden hacer un balance profundo para determinar su continuidad. Así se han expresado desde Bodegas de Argentina, pero también desde instituciones como Viñateros del Este y asociaciones de productores.

Mientras se desarrollaba el tradicional desayuno, cerca de 300 productores reclamaron en la Ruta 7 en lo que denominaron el "contradesayuno". Entre otras cosas pidieron participación real en la toma de decisiones respecto a la política pública vitivinícola y aseguraron que no se sienten representados por una Coviar que asume "un rol gremial que no le corresponde por ley".

"Es hora de reparar la democrática institucionalidad de nuestra amada industria y generar instancias de trabajo en donde todos los sectores tengan verdadera voz. Principalmente desde nuestra perspectiva de pequeños y medianos productores y elaboradores  reclamamos un rol protagónico en el diseño de futuros lineamientos , para lograr una justa distribución en la cadena vitivinícola", manifestaron los productores.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?