Fracturas expuestas en la Vendimia

Fracturas expuestas en la Vendimia

El flamante titular de la COVIAR y el Gobernador hicieron referencia a la crisis del sector, aunque con enfoques distintos. Falta de autocrítica y pedidos ambiguos de diálogo. Reclamos cruzados.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

Mendoza tiene varias fracturas expuestas. La industria del vino las mostró sin tapujos y no hubo señales de cura: la convocatoria al diálogo de José Zuccardi era excluyente. Cuando habla de “ataques arteros” hace referencia a los cuestionamientos de los bodegueros y otros actores del sector que cuestionan la estructura de la COVIAR.

El discurso del líder de la Corporación fue escueto, con generalidades y con una convocatoria ambigua al diálogo. La “hoja en blanco” que planteó para elaborar el plan 2030 aparece como punto de partida, pero con problemas no saneados. La redundante referencia a la “institucionalidad” del vino buscó marcar la cancha. El metamensaje es “las decisiones se toman adentro”.

Zuccardi describió los problemas, evitó la autocrítica y marcó las distintas épocas: en su discurso marcó como época “dorada” lo ocurrido hasta 2011. Luego reclamó por el atraso cambiario y dijo que la restricción del acceso al crédito está matando al sector.

El gobernador Rodolfo Suarez fue quien, con otras palabras, pidió que dejen de pasar papelones públicos y se sienten en una misma mesa para dialogar. Y se ofreció como nexo para sanear la relación. El “reto” de Suarez no debería pasar desapercibido, pues la COVIAR no es potestad del sector privado, sino que es mixto y tiene al Estado como actor principal. "En estos días lamentablemente la vitivinicultura no es noticia por las cosas buenas, sino por las disputas mediáticas de los dirigentes. Un pronto entendimiento servirá para lograr los objetivos", aseguró Suarez.

Más fracturas

Pero si se habla de fractura expuesta, en la política hay otra: Suarez aprovechó el escenario de la Vendimia para reclamarle al PJ que revea su posición para levantarle el “cepo” al financiamiento para obras.

 

El contexto parecía ajeno, pero el Gobernador giró su discurso para el reclamo. “Le pido a la oposición que revea su posición”, reclamó. La semana que viene el Senado debe tratar el presupuesto en el Senado y por eso Suarez, que tiene en la Vendimia un nuevo reinicio de su gestión, hizo referencia al tema.

El Gobernador también hizo referencia tácita a su discurso de inicio de gestión: buscar la forma de generar riqueza. No mencionó ni la minería, ni el petróleo; pero sí la necesidad de buscar alternativas. “No es posible que estemos hipotecando el futuro. No hay magia. Si no se genera riqueza y se distribuye, no se puede mejorar. Es un desafío importantes. Tiene que haber sensatez en todos los sectores", cerró Suarez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?