Parés allana el terreno para nombrar a su esposa en el Tribunal de Cuentas

Parés allana el terreno para nombrar a su esposa en el Tribunal de Cuentas

Desde el Tribunal de Cuentas confirmaron que se está evaluando la posibilidad de que Ángela Floridia sea adscripta de la Legislatura, donde tiene un cargo de planta. Aseguran que llegaría al órgano de control para trabajar en una reingeniería de recursos.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Néstor Parés asumió hace pocos meses como presidente del Tribunal de Cuentas y ya comienza a darle una impronta personal al órgano de control. El objetivo del exlegislador es llevar adelante una reingeniería de recursos como procuró hacer al frente de la Cámara de Diputados y para ello apuesta a una persona que estuvo al frente de esa tarea. Lo llamativo es que esa persona es, ni más ni menos, que su esposa Ángela Floridia.

En las últimas semanas comenzó a tomar fuerza la versión de que Floridia dejaría la Legislatura, donde tiene un cargo de planta permanente, y llegaría al Tribunal de Cuentas a pedido de su marido. En el Tribunal confirmaron a MDZ la versión y aclararon que todo está en periodo de tratativas ya que la decisión debe ser autorizada por el cuerpo de vocales. Pero el propio Parés está al frente de esa negociación.

Según aducen desde el entorno del expresidente de la Cámara de Diputados, además de ser su esposa Ángela Floridia es su mano derecha. El argumento que repiten es que siempre han trabajado juntos y que fue Floridia quien estuvo al frente de la reestructuración administrativa que se llevó adelante en la Cámara de Diputados.

Entre otras cosas, sostienen que Parés delegó a Floridia el trabajo de ordenar los gastos de la Cámara y que ella consiguió bajar el ausentismo, ordenar el tema de personal, controlar de forma efectiva el uso de combustible y reducir los gastos corrientes.

Si bien nadie sabe a ciencia cierta qué cargo tendría Floridia en el organigrama del Tribunal de Cuentas, dan por hecho que llegará con la misión de sentarse a revisar en detalle la estructura y el funcionamiento del órgano. Por ejemplo, trabajar en un manual de funciones para que todos los directores trabajen con un mismo criterio o mecanismos para hacer más eficientes los procesos. 

Por ejemplo, en los últimos años la Justicia ha encontrado deficiencias jurídicas en los fallos del Tribunal de Cuentas. Cargos que se terminan revirtiendo o incluso fallos de la Justicia que terminan condenando al propio órgano de control. Un desafío de cara al futuro es blindar jurídicamente fallos que son esencialmente técnico contables. "Hay una dualidad jurídico contable. Son fallos de contadores que los revisa la justicia con perfil jurídico", explican.

Hace poco más de un mes el propio Parés remarcó en MDZ Radio que pretenden que existan controles más rápidos y que sea en un futuro inmediato. Incluso subrayó que existen intenciones de construir un edificio propio para dejar de alquilar el inmueble donde hoy funciona.

Si bien acaba de asumir al frente del organismo, Parés ya ha cumplir el rol que ocupaba Carlos Salvador Farruggia. El próximo paso será el nombramiento de algunos directores para cubrir las vacantes en el directorio. Por ejemplo, el director de administración que sería una persona que también trabajaba con él en la Legislatura.

Lo mismo sucedería con la esposa de Parés, sobre la cuál el presidente del Tribunal de Cuentas delegaría cuestiones operativas que hacen al funcionamiento del organismo. Por lo menos, así lo ha hecho en los cargos que ocupó en el pasado. Lo que resta conocer es el cargo que ocupará y si se modificará el organigrama para nombrarla. Incluso, mientras algunos hablan de un nuevo puesto de Coordinadora General con sueldo de funcionario, otros esgrimen que arribaría como adscripta de la Legislatura.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?