La iglesia evangélica se reagrupa para pisar fuerte en política

La iglesia evangélica se reagrupa para pisar fuerte en política

El pastor y senador provincial Héctor Hugo Bonarrico se ha puesto a la cabeza del armado nacional del partido Masfe. Aseguró que ya tienen presencia en 12 provincias y que llegaron para quedarse. "Estamos formando una generación para que nunca mas falte gente que respete a Dios", sostuvo.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

El senador Héctor Hugo Bonarrico ha recurrido a su trayectoria como pastor e inició una peregrinación por todo el país para fortalecer el espacio político Masfe. En concreto, aseguró que tienen presencia en 12 provincias y admitió que apuestan a ser un partido nacional cada vez con más poder. "Estamos formando una generación para que nunca más falte en la política alguien que tenga respeto a Dios", aseguró en MDZ Radio.

Reuniones, viajes y trámites legales han tenido ocupado en los últimos meses al pastor evangélico que asegura que cuenta con el respaldo no solo de su iglesia sino también de "católicos, ateos y gente que está cansada de la mentira". A más de un año de los comicios legislativos Bonarrico reagrupa a sus seguidores y apuesta a las redes de su iglesia para fortalecer su propio espacio político. 

Lejos de repetir la estrategia que lo llevó a conseguir una banca en la Legislatura, no está dispuesto a tejer alianzas forzadas como la que sellaron con el Partido Intransigente y Protectora en 2017. "En su momento hicimos un acuerdo tripartito. El PI tenía el partido pero no tenía gente, el doctor Ramón (José Luis) nos convocó porque nosotros teníamos, por la gracia de Dios, a la gente e iglesias que nos respaldan porque me conocen", recordó. Pero el final no fue el esperado y las tres fuerzas políticas siguieron caminos diferentes.

"Desgraciadamente la altivez del doctor Ramón -quien fue mi amigo por 28 años- lo mal que le cayó el poder causó las divisiones. El fue el primero que se fue. Después el PI quiso seguir solo, porque tenemos principios de vida diferentes", explicó. De esa experiencia dijo haberse llevado como enseñanza que nunca se termina de conocer a la gente. "Con Ramón nos conocemos desde hace muchos años y salíamos a andar en moto. Pero cuando le cayó el poder no lo conocí más, se transformó. La luz lo encandiló", sentenció el senador provincial.

"Lo lamento porque fui amigo pero lo he perdonado y lo dejo tranquilo. Que Dios lo bendiga y que siga hacia adelante", dijo en el programa "Sonría, lo estamos filmando" para finalizar ese tema.

Pero Bonarrico también fue muy duro con los partidos políticos en general y calificó a la Legislatura como "una jungla". "Aprendí que muchos se rasgan las vestiduras con la pobreza pero buscan que su partido triunfe aunque sufra la gente. Eso no lo voy a hacer", sostuvo y agregó que no vota leyes pensando en qué partido las presenta. "Es una jungla porque por defender el partido dañan a los ciudadanos. Yo voy a apoyar todo lo que sea bueno para el mendocino aunque no quede como el Superman de la película", manifestó.

"Nosotros en Masfe estamos presentados en 12 provincias. Este año será un partido nacional. Nació para no morir y para seguir hacia adelante con principios de justicia, honestidad y transparencia. Esto no es oportunismo político. Estoy porque tengo un principio que quiero llevar adelante. Amo a la familia y en vez de quejarme de afuera desde el 1999 digo que hay que entrar en política", concluyó. 

Escuchá la entrevista completa.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?