La apuesta de Suarez a "domar" el aumento en un servicio clave

La apuesta de Suarez a "domar" el aumento en un servicio clave

El Poder Ejecutivo ya le puso tope a la suba del boleto de colectivo e incluso sostiene que podría dejarlo en el mismo valor actual para ayudar a los segmentos de menores ingresos sin ponerles "dinero en el bolsillo". Cuánto le costará al Estado esta medida y qué factores juegan en contra.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

Afilan el lápiz en el gobierno de Rodolfo Suarez. El boleto de colectivo cuesta 18 pesos desde hace casi 2 años ¿Se podría mantener en ese mismo valor el año que viene también? Aunque sorprenda, no está descartado. Eso sí, desde ya hay un tope para la suba, si es que la autorizan al final: 25 pesos como máximo.

El ritmo inflacionario de la Argentina no se detiene, pero hay dos elementos que podrían jugar a favor de "domar" el aumento del boleto en Mendoza. Por un lado, el Gobierno tiene estudios de la UNCuyo que le muestran cómo favorece el congelamiento tarifario a los "deciles" (sectores de la población) de menos ingresos. Por el otro, "la incidencia del costo del transporte no es tan fuerte como en otras jurisdicciones", asegura el secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema.

La cuestión es que esta secretaría y el Ministerio de Hacienda están en una etapa de cálculo fino y darán el veredicto sobre el aumento o no del boleto a comienzos de enero.

En el Gobierno provincial se quieren seguir distinguiendo por el boleto accesible de otras ciudades importantes, como Buenos Aires, Córdoba y Rosario, donde ya es más caro. Tienen el pasaje de colectivo "más barato de todo el país" y las diferencias podrían ampliarse, incluso si el aumento fuera "moderado" en Mendoza. "También tuvimos transporte todo el año", se anotan como logro adicional.

La cuenta que sacan en el Ejecutivo es que el boleto de micro costará 40 pesos en promedio en todo el país en 2021, con lugares en los que podría salir hasta 50 pesos.

Seguramente pesarán en el momento de la definición dos criterios que blanqueó el gobernador hace poco. "No nos mueve la aguja subirlo a 25 pesos", expresó a diario Los Andes. También señaló que el Gobierno provincial prefiere "poner plata para que la gente vaya a trabajar", en lugar de dársela a las personas directamente.

¿Pero cómo mantendrá la Provincia el sistema sin mayor recaudación? En primer lugar, el subsidio estatal subirá a 12.000 millones de pesos en 2021. Es un 29 por ciento mayor que el de este año, que se destinó casi en su totalidad a los sueldos de los choferes.

También hay ayudas nacionales y, por otro lado, existe una ingeniería local para contener el valor del kilómetro recorrido, que es la forma de pago a los empresarios.

El costo del kilómetro recorrido en la provincia es de 102 pesos y subirá a 140 pesos debido a que se ha autorizado un aumento del 37,2 por ciento. Así y todo, el Gobierno dice que el kilómetro recorrido tiene en Mendoza un valor muy inferior al que aplican otras ciudades, como Rosario, donde a mediados de este año ya costaba 176 pesos. De allí surge que los costos generales sean más bajos.

El problema de cumplir con el anhelo de Suarez no es el Gran Mendoza, sino el interior de la provincia. "Allí sí movería la aguja un aumento del pasaje a 25 pesos", reconoció a MDZ un funcionario.

Ocurre que, en los departamentos, las empresas cobran por pasajero transportado, no por kilómetro recorrido, y "buena parte" de los circuitos son "deficitarios". Por otro lado, el valor del pasaje urbano, en ciudades del sur y del este por ejemplo, es y será (por decisión oficial) igual al de la zona metropolitana.

Hoy el pasaje mínimo todavía cuesta en todos lados 18 pesos por viaje, con dos trasbordos gratuitos. El "número mágico" al que se aferra el gobierno de Suarez, a pesar de que todo sube. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?