Suarez viajó a Buenos Aires para concretar una operación clave

Suarez viajó a Buenos Aires para concretar una operación clave

El gobernador se trasladó a la capital del país junto al ministro de Economía Enrique Vaquié y el subscretario de Energía y Minería Emilio Guiñazú. Firmarán un acuerdo que se trabajó durante años-

MDZ Política

MDZ Política

El Gobernador Rodolfo Suarez junto al ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié; y al subsecretario de Energía y Minería Emilio Guiñazú, firmarán este jueves la transferencia definitiva de la mina Potasio Río Colorado a la provincia de Mendoza. De esta manera, se da un paso sustancial para que la provincia pueda salir a buscar un socio y se ponga en funcionamiento el emprendimiento que quedó paralizado hace años.

"Desarrollamos estrategia alternativa mediante la cual la Vale le transfiere todo a la provincia: edificios, equipos derechos mineros, etc. Ahora Mendoza es la responsable de buscar un nuevo inversor para el proyecto. Gracias a eso se evita que el proyecto se perdiera para siempre. Fue una negociación ardua y la provincia asume la responsabilidad de buscar un nuevo inversor", explicó en la previa al encuentro el subsecretario Emilio Guiñazú

"Estamos tratando de rescatar todos los activos y ponerlos al servicio del resto de la economía provincial. Hacer un polo de desarrollo con base logística a las empresas que quieren trabajar en el sur de la provincia. Apuntado al sector petrolero pero apostamos a que se sumen otras actividades económicas. Paralelamente buscamos un inversor. Hay muchos interesados pero queremos ver lo más conveniente para la provincia como socio", adhirió y dijo que la operación "no le cuesta un centavo a la provincia".

En el 70 aniversario de Malargüe, el gobernador Rodolfo Suarez anticipó que los "bienes, como inmuebles, pistas de aterrizajes, tierras y los derechos de explotación de la mina que se transfieren al Estado". "Es lo que nosotros necesitamos tener hasta que encontremos el socio y ya tenemos varias ofertas desde China, Suecia y varios lugares del mundo para llevar adelante la explotación de la mina”, había adelantado.

Esta mina fue indudablemente la gran oportunidad perdida de la década pasada de la provincia. El proyecto hubiera colocado a Mendoza en el mapa geopolítico internacional duplicando las exportaciones de la provincia e incrementando su PBG en casi un 20%.

Luego de parar las obras a principios de 2013, el costo más elevado fue el humano. Se produjo una gran cantidad de desempleados, principalmente en Mendoza. Fueron despedidos 6.000 trabajadores.

Con la transferencia, Mendoza recuperará activos estratégicos de Potasio Río Colorado y se asegurará los costos de mantenimiento por 5 años, que no demandarán gastos de recursos públicos extra. De esta manera, se abrirá un período de negociaciones directas para generar empleo y dinamizar la economía provincial.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?